Un nuevo modelo en la derivación de pruebas de imagen

Un profesional prepara a un paciente para una resonancia/AFP
Un profesional prepara a un paciente para una resonancia / AFP

El SMS cambiará el contrato con el que lleva externalizando resonancias y TAC desde hace más de una década

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El Servicio Murciano de Salud (SMS) está preparando los pliegos de un macroconcurso, bautizado como Marie Curie, para la adjudicación de resonancias magnéticas, TAC, ecografías, mamografías y otras pruebas de imagen. El Marie Curie pondrá fin al supercontrato Efigie, que viene funcionando desde hace una década y que ha servido de marco durante todo este tiempo a la derivación de pruebas diagnósticas a centros concertados en la Región. Mientras en Efigie se establecen precios cerrados por cada técnica específica, en el Marie Curie se pasará a facturar por tipo de prueba, englobando varias técnicas distintas, explica Asensio López, director gerente del SMS.

Se mantendrá la adjudicación por áreas de salud y lotes, de forma que haya un reparto de las pruebas entre las distintas empresas que operan en la Región, siempre y cuando cumplan las condiciones técnicas y de calidad fijadas en el concurso. El SMS planteará a las clínicas concertadas una rebaja de los precios con respecto a la situación actual, aunque los términos están todavía por concretar. Ni siquiera hay aún fecha prevista de licitación.

Facturación al sms por pruebas en 2016 (principales empresas)

1 Resonancia Magnética del Sureste:
3.963.265 euros
2 Salus:
2.062.854 euros
2 Scanner Murcia:
1.170.560 euros
4 QDiagnóstica Murcia:
789.484
5 Resonancias Magnéticas Juan Carlos I:
621.488 euros
6 Clínica San José:
608.960
7 Mesa del Castillo:
462.000
8 Virgen de la Caridad:
455.972

En 2016, el SMS pagó 11,8 millones de euros a la concertada por pruebas de imagen en el marco del contrato Efigie, lo que representa un incremento de un millón de euros con respecto al año anterior. Resonancia Magnética del Sureste fue, con diferencia, la empresa que más facturó al SMS: 3,9 millones de euros. En segundo lugar se situó Salus, con algo más de 2 millones, mientras Scanner Murcia recibió 1,1 millones. El resto de compañías se quedó a considerable distancia de estas tres empresas, que lideran el 'ranking'.

De los 11,8 millones que el SMS destinó en total el año pasado a pagar las pruebas de imagen de Efigie, más de la mitad (6,4 millones) se corresponde con el gasto que supuso la derivación de 69.548 resonancias magnéticas.

Gasto multiplicado por seis

El modelo Efigie no ha estado exento de polémica. El servicio de Inspección de Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios advirtió de que la entrada en vigor de este contrato, en 2008, multiplicó hasta por seis el coste de algunas resonancias, al trocear y convertir en distintas pruebas lo que hasta entonces se había facturado como un único estudio de imagen. En 2012, la Consejería de Hacienda instó a revisar estos pagos, de forma que el gasto en pruebas diagnósticas derivadas a la concertada se redujo en seis millones. Las clínicas privadas siempre han defendido que los pliegos de Efigie eran correctos, y aseguraron que los informes de la Inspección estaban plagados de errores.

Fotos

Vídeos