El nuevo año comienza con un muerto a balazos y dos heridos por arma blanca

Una patrulla de la Guardia Civil pasa, ayer por la mañana, por la calle donde se produjo el tiroteo./Nacho García / AGM
Una patrulla de la Guardia Civil pasa, ayer por la mañana, por la calle donde se produjo el tiroteo. / Nacho García / AGM

Una riña por un incidente de tráfico originó el tiroteo mortal en Alguazas, en el que falleció un ciudadano rumano de 49 años

JORGE GARCÍA BADÍAMurciaALICIA NEGREMurciaPILAR WALSLorca

La última noche del año resultó ser una de las más sangrientas, con un muerto con un disparo en la cabeza y dos heridos por arma blanca. El suceso más grave se produjo en Alguazas. El primer homicidio del año en la Región se originó a causa de una disputa entre los miembros de un conocido clan de esa localidad y una familia natural de Rumanía, cuando un joven rumano, cuyo nombre responde a las iniciales L.P.G., estuvo a punto de atropellar supuestamente a la hija de uno de los miembros de este clan, J.T.C., alias 'El Paletas'.

La menor no sufrió lesión alguna, pero cuando 'El Paletas', de 27 años, recriminó al joven rumano lo sucedido, este le mostró presuntamente una navaja y se llegó a encarar con él, provocando insultos y amenazas entre ambas familias. Parecía que la cosa había quedado ahí: solo palabras subidas de tono. Sin embargo, poco después se produjo un segundo incidente: 'El Paletas' estampó con toda la intención su Seat León contra el coche de alta gama de L.P.G., el joven rumano que casi atropella a su hija unos minutos antes.

Como consecuencia del impacto, el Audi A6 del rumano sufrió graves desperfectos, lo que provocó que los ánimos se acabaran de caldear entre ambas familias. Fuentes próximas a la investigación indicaron que estos dos encontronazos ocurrieron entre las dos y las cuatro de la madrugada en Los Pisos de Galisán de la localidad. Se trata de la zona más marginal de Alguazas, en la que hay decenas de pisos okupados y donde más de un residente subsiste a través del trapicheo con drogas. Miembros de la Policía Local y la Guardia Civil fueron movilizados por estos incidentes, tal y como confirmaron fuentes del Ayuntamiento. «Hubo una riña y los agentes calmaron los ánimos». Pero la tranquilidad solo duró hasta poco después de las seis de la madrugada, cuando varios vecinos alertaron a la centralita del 112 de que estaban escuchando disparos.

El abogado de 'El Paletas' defiende que fue «una bala perdida» la que impactó contra la cabeza de la víctima

'El Paletas', residente de la calle San Lorenzo -a escasos metros de la calle San Luis, donde vive la familia rumana-, se presentó ni corto ni perezoso en el domicilio de sus vecinos para ajustar cuentas con L.P.G. en lo que sería el tercer encontronazo de Nochevieja entre ambas familias. Y, a la sazón, el definitivo, el más grave, que se acabó saldando con un tiroteo en el que presuntamente 'El Paletas' acabó con la vida del padre del joven rumano al que había ido a buscar. El presunto homicida huyó del lugar tras el tiroteo, mientras el personal sanitario que acudió a Los Pisos de Galisán no pudo hacer nada por el herido, de 49 años, ya que había recibido un disparo en la cabeza.

Se entregó voluntariamente

Horas después, entre las 10.30 y las 11.30 del día de Año Nuevo, 'El Paletas' se entregaba a la Guardia Civil. Jorge Novella, abogado del supuesto autor del homicidio, subrayó ayer a 'La Verdad' que «mi cliente mantiene que se abrió fuego contra él y solo reaccionó a los disparos». El letrado confirmó que 'El Paletas' acudió a la calle San Luis tras el incidente en el que un joven rumano casi atropella a su hija, y que, cuando le vieron llegar, abrieron fuego supuestamente desde una ventana. De hecho, la Benemérita encontró varios casquillos de bala durante la inspección ocular que realizó posteriormente en la calle San Luis y las inmediaciones.

El supuesto homicida, que se entregó por la mañana, presenta un largo historial delictivo: robos con fuerza, atentado a la autoridad...

Novella defiende que su cliente solo disparó en dos ocasiones y que «fue una bala perdida» la que impactó contra la víctima. También aclaró que 'El Paletas' huyó de la zona sin saber que había matado a nadie. «En el momento en el que se enteró de que había un fallecido se entregó voluntariamente, con la intención de colaborar en la investigación en todo momento», afirma.

Entre hoy y mañana se espera que 'El Paletas' pase a disposición judicial por un supuesto delito de homicidio, y no se descarta que se le impute el de tenencia ilícita de armas. Él ya sabe lo que es vivir entre rejas por su participación en múltiples robos con violencia, en uno de los cuales perdió la vida un anciano. Su historial delictivo es amplio. Sorprendido al volante sin carné de conducir, en una ocasión rompió la luna de un coche patrulla de la Guardia Civi, y en noviembre de este año fue detenido, junto a un amigo, por un supuesto atentado contra agentes de la autoridad, al agredir a dos policías locales de Alguazas.

En las próximas horas podrían producirse nuevas detenciones relacionadas con el tiroteo, según fuentes de la investigación consultadas por este diario.

A cuchilladas

Sin embargo, este no fue el único suceso violento que se produjo durante la Nochevieja, en la que también se saldaron cuentas... a cuchilladas. En la capital, un trabajador de la empresa municipal de limpieza de Murcia (Cespa) avisó al 112 poco después de las seis de la madrugada de que un hombre se encontraba tendido en el suelo sangrando abundantemente por el cuello en la avenida Antonete Gálvez, en el barrio de La Fama. El herido, de unos 40 años y que no portaba documentación, fue trasladado en ambulancia en estado grave al Hospital Virgen de la Arrixaca, donde fue operado. Este martes se conoció que una reyerta entre gorrillas se encuentra tras las causas del suceso.

Otro herido por arma blanca y varios más con contusiones y heridas leves fue el resultado de una pelea que tuvo lugar en la mañana de ayer en el barrio de San Cristóbal, en Lorca. Los hechos se produjeron minutos después de las ocho de la mañana cuando varias personas iniciaron una fuerte discusión en las inmediaciones de la plaza de La Hortaliza. Según testigos presenciales, los causantes de la refriega habían pasado toda la noche de fiesta y una discusión les habría llevado a iniciar una pelea en la que se intercambiaron golpes. «Ha sido una auténtica batalla campal. Se han pegado empujones, puñetazos... Alguno incluso ha roto una botella en la cabeza de otro. Había sangre por todos lados y hemos llamado a la Policía», afirmó, en declaraciones a 'La Verdad', Antonio García, vecino del lugar, quien se mostró indignado por la situación. «Esto no es porque sea Nochevieja o Año Nuevo. Es una constante. Siempre se están peleando y emborrachándose los fines de semana». Otro vecino, Salvador Ruiz, daba la razón a su paisano. «Estas situaciones se repiten cada fin de semana y era previsible que algo así pasara tarde o temprano».

Equipos de Emergencia, patrullas de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía, además de una ambulancia, se trasladaron al lugar del suceso, donde atendieron al herido por arma blanca, un joven de 19 años de edad, que finalmente fue trasladado al Hospital General Universitario Rafael Méndez. Su estado era grave, aunque estable.

Los equipos desplazados también atendieron al presunto agresor, que posteriormente fue conducido hasta la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Lorca.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos