José Blanco: «La nueva directiva europea trata de evitar peajes como el impuesto al sol»

José Blanco, ayer, en Bullas./Javier Carrión / AGM
José Blanco, ayer, en Bullas. / Javier Carrión / AGM

«Existe una pulsión de cambio muy acentuada en la sociedad que se concreta en la caída libre del PP y un considerable descenso de Podemos», afirma el eurodiputado del PSOE

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

El eurodiputado José Blanco, exministro y exsecretario de Organización del PSOE, visitó ayer Murcia para asistir a la inauguración de una planta fotovoltaica en Bullas y participar en el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales en la clausura del Foro Innpulsa, centrado en las energías renovables, asunto sobre el que la Unión Europea prepara una nueva directiva, de la que Blanco ha sido su ponente en el Parlamento Europeo, que pretende suprimir peajes como el polémico impuesto al sol español.

-¿Cómo ve la situación actual del PSOE? ¿El temor a un posible 'sorpasso' de Podemos está ya totalmente olvidado?

-El PSOE vivió unas circunstancias difíciles que ha superado, y el 'sorpasso' se lo va a dar el PSOE al PP en las próximas elecciones.

«No podemos discutir constantemente sobre proyectos que creíamos definitivos, como el AVE». «Como se ha visto en el Parlamento Europeo, el perfil de De Guindos no es el mejor para el BCE». «Hay que exigirle al PP, que lleva tanto tiempo en el poder, que pase de las palabras a los hechos» José Blanco

-¿Por qué está tan convencido?

-Soy observador de las encuestas, no solo de lo que se publica, sino de las tripas de las encuestas, sobre todo las del CIS, y observo que existe una pulsión de cambio muy acentuada que se concreta en una caída libre del PP y también en un descenso bastante considerable de Podemos. Hay un deseo de la sociedad de poner fin a un ciclo político y abrir una nueva etapa en España. Es algo que se percibe con carácter general en todas las encuestas, y quién mejor para poner fin a ese ciclo político y abrir un nuevo tiempo en España que el PSOE, que es el que posee una experiencia contrastada y ofrece un planteamiento de renovación y cambio para hacer frente a los desafíos de la sociedad española.

-¿La nueva directiva europea sobre las energías renovables, de la que usted es ponente, es compatible con el impuesto al sol español?

-La nueva directiva trata de evitar que ningún estado miembro pueda poner un peaje por la energía producida y no vertida a la red. Se trata de garantizar el autoconsumo como un derecho y evitar este tipo de peajes como el impuesto al sol. Vamos a trabajar para que la nueva directiva contemple que estas situaciones no se puedan volver a producir por parte de ningún estado miembro.

-Es decir, que cuando entre en vigor supondrá que la derogación automática del impuesto al sol.

-Las directivas son de obligado cumplimiento y, por tanto, si queda en los términos en que ha planteado el Parlamento no habrá lugar al impuesto al sol, ni para el autoconsumo propio ni para el autoconsumo colectivo ni para el autoconsumo industrial. [La directiva aún debe negociarse con el Consejo Europeo, con el que existen discrepancias.].

-Eso supone un horizonte de esperanza para los miles de murcianos que han invertido en la producción de energía fotovoltaica.

-Se trata no solo de garantizar y evitar este tipo de peajes, sino también de blindar a la Unión Europea como un lugar seguro para la inversión. Si queremos profundizar en la descarbonización de la economía y ser líderes en materia de energías renovables, debemos evitar que se vuelvan a producir situaciones de retroactividad que dejaron en enormes dificultades a muchos y pequeños inversores, como ha ocurrido en la Región de Murcia.

-Usted ha criticado la candidatura del ministro Luis de Guindos para la vicepresidencia del Banco Central Europeo. ¿Por qué?

-Yo soy un patriota español y nuestro país debe tener cada vez más peso en las instituciones europeas. La política europea debe ser fruto del consenso y del entendimiento. Lo que le critico al PP es que nos diera el plato servido: tiene que ser este sí o sí. Ese no es el diálogo que debe haber para una propuesta que debe representarnos todos. En segundo término, como se ha visto en la comisión correspondiente del Parlamento Europeo, el perfil del candidato no es el mejor. Fue al Parlamento Europeo a explicar su gestión como ministro de Economía de España y no a hablar de política monetaria, que es lo que en puridad tenía que hacer el candidato. Por eso, el Parlamento Europeo, de forma unánime, también con la opinión del Partido Popular Europeo, entendió que era mejor la propuesta de candidato del Gobierno irlandés.

-¿Pero por qué dice que el de De Guindos no es el perfil adecuado?

-Porque el señor De Guindos era miembro de Lheman Brothers cuando esta compañía quebró; porque dijo a todos los españoles que el rescate financiero no nos iba a costar un duro y nos costó nada más y nada menos que 60.000 millones de euros, al menos que sepamos; porque hace poco dijo que el Banco Popular era un banco solvente y fue necesaria una intervención rápida. ¿Con esas credenciales aportamos la mejor candidatura? El PSOE no bloquea nada, pero no podemos callarnos ante la evidencia.

-Pero sigue siendo el favorito.

-Bueno, dicen que es el favorito. Vamos a ver qué pasa. Deseo que España tenga cada vez más peso en las instituciones europeas, pero también que haga las cosas bien si quiere garantizar los consensos y los apoyos en los temas de Estado.

-¿Qué opina del hecho de que en la Región de Murcia aún haya proyectos sin acabar que ya estaban en marcha cuando usted fue ministro de Fomento, hace nueve años, como la variante de Camarillas y la autovía del Reguerón?

-Cuando esta mañana [por ayer] saludé al secretario general de mi partido en Murcia le dije que me hubiera gustado venir en AVE. Era el proyecto que con tanta vehemencia me reivindicaba el anterior presidente de Murcia. Él mismo y yo acordamos una fecha de referencia para la llegada de la alta velocidad, que era finales de 2014 o principios de 2015. Estamos en 2018 y seguimos discutiendo sobre el proyecto. Hubo una crisis que dificultó ciertas inversiones, pero no podemos estar discutiendo de forma constante sobre proyectos que entendíamos definitivos. También es exigible al PP, que lleva tanto tiempo gobernando en esta tierra, que pase de las palabras a los hechos. Recordaba también con mis compañeros que en mi etapa de ministro teníamos un acuerdo sobre el aeropuerto de Corvera para ser explotado por Aena, y ahora resulta que aún estamos discutiendo de lo mismo. Demasiada energía gastada y poca eficiencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos