Los núcleos turísticos luchan con la recogida estacional

A. SALAS SAN JAVIER

Lo advierte el estudio de la Universidad de Murcia: tanto los costes del servicio por habitante como los ingresos por habitante pueden estar sobrevalorados en los municipios turísticos, debido a que la población flotante supera ampliamente a la empadronada. Además del aumento de población estival, estos ayuntamientos se enfrentan al desarrollo urbanístico que, según el catedrático, «puede provocar un superávit en el servicio». «Si en un reducido espacio aumentan las viviendas, no se renegocia el contrato, pero esos ocupantes pagarán la tasa, estén empadronados o no», explica Bernardino Benito.

Entre los municipios costeros, hay polos opuestos. Se da el alto superávit de Los Alcázares -53 euros por vecino al año- y el equilibrio logrado en Águilas, con solo 3 euros de beneficio, o el moderado déficit de San Pedro del Pinatar. Caso aparte ocupa San Javier, donde el Ayuntamiento cubre los 117 euros de coste por ciudadano al año -que incluye las zonas rurales y La Manga- de la contrata con la maquinaria renovada por FCC, sin cobrarle a los vecinos ni un euro en concepto de tasa, a pesar de los amagos recientes por implantarla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos