La nieve cubre las zonas altas de la Región y causa problemas en varias carreteras

Estampa que presentaba esta mañana El Moral, en Caravaca./Juan F. Robles
Estampa que presentaba esta mañana El Moral, en Caravaca. / Juan F. Robles

La RM-703, la RM-704 y la RM-504, en Moratalla y Lorca, presentan circulación irregular, aunque ya no es necesario el uso de cadenas. Los copos se han quedado a las puertas de cascos urbanos como el de Caravaca de la Cruz

P. NAVARRO / J.L. PIÑERO / EFE

La nieve caída desde la media tarde de este domingo ha cubierto buena parte de las zonas altas del Noroeste de la Región. Este manto blanco no ha dejado, sin embargo, solo una bonita estampa, sino que además causó problemas de tráfico en varias carreteras. Así, la RM-703, en Moratalla, y la RM-504, en la pedanías altas de Lorca -Doña Inés-, presentaban esta mañana dificultades en la circulación en un tramo de unos 10 kilómetros, que hacían obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno, según indicaron fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT). En la misma situación se encontraba la RM-704, en la pedanía moratallera de El Sabinar, en un tramo de 18 kilómetros. No obstante, todas las carreteras de la Región han vuelto ya a la normalidad.

Las quitanieves trabajaban por la mañana en la RM-730, en la vía que une Caravaca de la Cruz con la pedanía moratallera de Cañada de la Cruz, a fin de despejar la calzada, según indicaron fuentes del Centro de Coordinanción de Emergencias de la Región de Murcia.

Protección Civil de Bullas también alertaba de que la Policía Local había cortado la carretera que une la localidad con Lorca, conocida como carretera de Aceniche, y Protección Civil de Totana informaba de que la carretera de Las Alquerías hacia el Collado Bermejo, en el parque regional de Sierra Espuña, se cerró esta mañana, desde primera hora, por las placas de hielo acumuladas en la calzada. Los ciudadanos que quieran acceder hasta el lugar para visitar la nieve tendrán que dejar sus vehículos aparcados en la zona de Las Alquerías durante la jornada de hoy y hacerlo a pie hasta los puntos más altos.

Además, se recomienda a los vecinos que durante los próximos días no suban por las carreteras de acceso al Parque Natural de Sierra Espuña sin las cadenas antideslizantes o lo hagan con mucha precaución; y que los senderistas extremen las medidas de seguridad por previsión de formación de hielo.

Hasta 20 centímetros de espesor

Los copos comenzaban a caer a media tarde de este domingo, tal y como había anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y se han quedado a las puertas de cascos urbanos como el de Caravaca de la Cruz, con la cota de nieve en los 900 metros. Una nevada intensa ha cubierto así en las últimas horas el Campo de Béjar, el Calar de la Santa y el Campo de San Juan (Moratalla), pedanías que en la mañana de este lunes registraban unos 20 centímetros de espesor, según datos del centro Meteorológico de Guadalupe.

Zonas altas de Caravaca, como El Hornico, el Moral, y los Royos, también recibieron la bendición de los copos, con unos 5 centímetros de espesor, agua que calará en la tierra y paliará la sequía. Tampoco se quedaron atrás los áreas más elevadas de los municipios de Mula y Bullas. Así, la umbría de Sierra Espuña, la Sierra de Pedro Ponce, el paraje de la Selva, en el término municipal de Mula y zona alta del Aceniche, de Bullas, amanecían cubiertas de blanco, con un espesor en algunos puntos de entre 15 y 20 centímetros. Un camión que quedó atrapado tuvo que ser rescatado en la carretera de Aceniche que une Bullas con Lorca por Protección Civil.

Rescate de un camión que quedó atrapado por la nieve y el hielo en la carretera de Aceniche que une Bullas con Lorca.
Rescate de un camión que quedó atrapado por la nieve y el hielo en la carretera de Aceniche que une Bullas con Lorca. / 112

Vecinos de la pedanía muleña de Casas Nuevas, que se encuentra en las faldas de Sierra Espuña, se acercaron a las zonas nevadas y aconsejaron no adentrarse por caminos y senderos de montes, ante el peligro de quedar atrapados, no solo por lo resbaladizo de la nieve y el hielo sino también por el barro. De hecho, efectivos de Policía Local y Protección Civil de Bullas acordonaron algunos caminos de su término municipal.

En el término municipal de Totana, la nieve empezó a cuajar la pasada madrugada a partir de los 1.150 metros, a la altura del Collado del Pilón y en la zona del Eva 13 de Sierra Espuña, en cuyas cotas se concentraron hasta cinco centímetros de nieve, según informaron fuentes municipales.

Intensas heladas la próxima madrugada

Este manto blanco no se retirará posiblemente hasta mañana, ya que se espera una jornada de temperaturas muy frías, en la que podrán continuar las nevadas, aunque con tendencia a remitir de madrugada, según indicó Luis Bañón, meteorólogo de la Aemet. El martes, la retirada de las nubes y los cielos despejados darán paso a intensas heladas. La recuperación mañana de los mercurios provocará con toda seguridad que se derrita este manto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos