«Cuando necesito desahogarme, la guitarra se convierte en mi aliada»

Félix Pérez./Eduardo Botella / AGM
Félix Pérez. / Eduardo Botella / AGM

Félix Pérez. Cantante de Lady Ma Belle

MINERVA PIÑERO

El destino quiso que Félix Pérez se tropezara, hace 15 años, con la música. Capricho del destino, uno de sus amigos le pidió un favor que despertaría su alma musical: acompañarle a sus clases de guitarra justo cuando a la madre del futuro cantante le había tocado una clásica guitarra en la tómbola. Alentado por la coincidencia y después de pasar intermitentemente por varios grupos de pop, en 2012 asentó las bases de Lady Ma Belle, formación en la que tres músicos más enriquecen las melodías y ritmos de sus composiciones. Teloneros de Leiva y Funambulista, la banda murciana realizará mañana su primer concierto como cabeza de cartel en la sala 12&Medio, a las 23 horas.

-¿El primer disco?

-Aún no ha visto la luz, pero, el año pasado, gracias a la puesta en marcha de un método de financiación colectiva, con el que recibimos donaciones económicas de la gente que nos escucha -'crowdfunding'-, conseguimos sacar una maqueta.

-¿Le ha respaldado su familia tanto como sus seguidores?

-En mi casa nunca han compartido mi faceta musical, no entienden la pasión por la música. Cuando me fui a Madrid el último año de instituto para lanzar mi carrera en esta industria con un representante, no me apoyaron. Pensaban que estaba perdiendo un año de mi formación educativa, no que era una gran oportunidad para abrirme camino entre grandes músicos.

-¿Acertaron?

-En parte, sí. El supuesto profesional, codicioso, pidió más dinero del debido a la empresa discográfica en la que iba a firmar. El acuerdo no se cerró por su culpa, y perdí la ilusión del niño que era.

-¿Cómo la recuperó?

-Gracias a Gabriel, actual bajista del grupo. A través de un mensaje por las redes sociales en el que interpretaba una de mis antiguas canciones, me propuso emprender un proyecto del que nacería, más tarde, Lady Ma Belle. Como congeniamos muchísimo, recuperé la motivación por la guitarra, ya que la tenía un poco aparcada.

-¿Tampoco conocía al resto de miembros del grupo?

- A ninguno. Realizamos varias pruebas y fichamos a un batería y a un violinista, ambos grandes músicos. Poco a poco, los cuatro integrantes nos convertimos en amigos: viajar en furgoneta para tocar en numerosas ciudades y pueblos, nos unió bastante.

-Y quedó consolidado Lady Ma Belle a partir de raíces francesas e inglesas. ¿Por qué tal mezcla?

-Recurrimos a otro grupo de música que todos seguíamos fielmente, los Beatles. Tras darle muchas vueltas, dos de sus canciones nos llamaron la atención: Lady Ma Donna y Michelle Ma Belle. Aunque dijimos adiós a Madonna y a Michelle, y nos quedamos con la elegante mezcla, Lady Ma Belle.

-¿Ha pensado en ser cantautor?

-Me considero un cantautor. Cuando alguien compone canciones que nacen de su interior, creo que ya puede ser definido con ese término. Tanto la letras como los acordes musicales surgen en mi cabeza.

-Pero no es un músico solista.

-Las composiciones, aunque se reproduzcan en una banda, son propias. Mis letras surgen cuando plasmo las emociones y las experiencias en la guitarra, creo que no podría asentar solo la parte musical para luego ponerle letra, ni realizar el proceso a la inversa. Ambas partes nacen a la vez.

-¿Le enriquecen más las tristezas o las alegrías?

-Los hechos tristes me inspiran más: la melancolía me induce a escribir. Cuando algo se me clava en mi interior y necesito desahogarme, la guitarra se convierte en mi indiscutible aliada. De todas formas, como me gusta reflejar todos los estados de ánimo existentes, lo momentos tristes y alegres de la vida, también encuentro la inspiración en situaciones divertidas, de las que nacerán versos y ritmos más animados.

-Autor de las letras y cantante del grupo, ¿se lleva el protagonismo?

-Seas el cantante, guitarrista o bajista, por el simple hecho de estar subido en un escenario, llamas la atención de la gente. Es un gancho.

-¿Dónde le gustaría tocar?

-En la Bienvenida Universitaria, que se organiza todos los años para dar comienzo al curso. He asistido todas las veces que he podido, y me encantaría aportar mi granito de arena en este evento musical. Si pudiese pedir un poco más, elegiría viajar por el norte, por Galicia y Asturias, comunidades en las que nunca hemos tocado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos