Cae una red de 'narcos' que transportaba 1.710 kilos de hachís por carreteras de Lorca

La Policía Nacional registra una de las viviendas de la banda de narcotraficantes. / Policía Nacional

El grupo utilizaba el método 'go fast', que consiste en transportar la droga en caravana con vehículos de alta gama

EFEMálaga

La Policía Nacional detuvo a dos personas tras interceptar una furgoneta en la Ermita de Henares, en Lorca, cargada con 1.710 kilos de hachís y veinte cogollos de marihuana. Estas detenciones forman parte de la desarticulación de una banda de narcotraficantes instalada en Málaga que distribuía droga entre España y otros países europeos. En ella, fueron detenidos cinco franceses y tres españoles, de entre 22 y 54 años, y se intervinieron 2.760 kilos de hachís.

El grupo utilizaba el método 'go fast', que consiste en transportar la droga en caravana con vehículos de alta gama, uno de los cuales lleva el estupefaciente mientras el resto hacen funciones de escolta para avisar de posibles controles policiales o de seguimientos y vigilancias.

Además de dicha cantidad de hachís, fueron intervenidos veinte cogollos de marihuana, 17.000 euros en efectivo y cuatro vehículos, entre otros efectos, según informó este miércoles la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación se inició a finales del año pasado tras conocer unas informaciones que apuntaban a la existencia de un grupo de personas que pertenecerían a una organización criminal dedicada a la distribución internacional de sustancias estupefacientes entre España y otros países de Europa.

Las pesquisas condujeron a la identificación de la mayoría de los integrantes del grupo, que desarrollaban diferentes labores vinculadas con el narcotráfico en el seno de la organización criminal.

Para transportar la droga, la banda utilizaba vehículos robados -normalmente de alta gama- con las matrículas falsas que, en caso necesario, cambiaban durante el trayecto.

Los agentes detectaron a los investigados cuando circulaban en distintos vehículos por la carretera que une Málaga con Granada y realizaron un seguimiento. Al detectar su presencia e intentar darles el alto policial a la altura de Aldea Quemada (Granada), los ocupantes de uno de los coches huyeron y abandonaron el vehículo cargado con 750 kilos de hachís.

Otro de los coches implicados, una furgoneta, fue interceptada junto a sus dos ocupantes en la Región cuando circulaba cargada con 1.710 kilos de hachís y veinte cogollos de marihuana.

En el operativo fueron practicados cuatro registros en domicilios y naves utilizadas por los arrestados. Uno en una nave de Benalmádena (Málaga), otro en una vivienda de San Roque (Cádiz), que los investigados utilizaban como guardería, y otros dos en los domicilios de los arrestados en la provincia de Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos