«Murcia necesita actualizarse como se merece en materias culturales»

Miguel Ángel Cánovas. / Pedro Martínez

Miguel Ángel Cánovas. Presidente de la Asociación Amel Espacio Expositivo

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Aunque ahora preside Amel Cabezo de Torres, un espacio expositivo de artes plásticas y actos culturales en esta pedanía murciana, con el objetivo de fomentar un lugar específico en el que las disciplinas artísticas puedan mostrarse de forma permanente, Miguel Ángel Cánovas atesora una dilatada experiencia en el impulso a la cultura en sus más diversas manifestaciones. Por ejemplo, al frente de Alfandarín, una institución dedicada a las artes escénicas y que, desde 2014, desarrolla diferentes actividades como la formación teatral para todas las edades. En este nuevo proyecto intentará seguir acercando las artes plásticas a la sociedad, siempre con el objetivo de intercambiar experiencias artísticas entre cuantos sientan la necesidad de dar rienda suelta su imaginación.

-¿Por qué decidieron crear esta nueva asociación?

-Para revitalizar las artes plásticas, los artistas y, al mismo tiempo, ofrecer una programación cultural localizada fuera de los circuitos comerciales tradicionales, en torno a espacios alejados del centro de la ciudad y que, por tanto, representan una realidad que ofrece una perspectiva distinta.

-¿Cuál ha sido su primer proyecto y cuál es la valoración?

-La primera exposición ha tenido lugar en la pedanía de Cabezo de Torres con los artistas Antonia Sabater, dueña del espacio expositivo, y Miguel Gálvez Munuera 'Misha'. Yo he sido el comisario y en producción ha estado María del Carmen Ruiz Aguirre. Ha sido un éxito, un acontecimiento social.

-¿Quiénes forman la asociación?

-En Amel pueden participar todos aquellos artistas multidisciplinares y creativos de la Región de Murcia que tengan cierta trayectoria y estén dispuestos a ingresar en un proyecto apasionante. Proponemos intercambiar experiencias y tenemos como sede un espacio imaginario que gira en torno al concepto de periferia.

-¿Considera que es necesario un mayor apoyo público a la cultura en Murcia?

-En materias culturales, Murcia necesita actualizarse como se merece, en base a su crecimiento. En pedanías, el presupuesto que se destina a través del Ayuntamiento de Murcia es ridículo. Además, se tiene que compartir con otro tipo de actividades que se consideran cultura y, aunque sean necesarias, son otra cosa.

-¿Qué otros proyectos impulsarán en los próximos meses?

-Hoy, en el mismo espacio expositivo que alberga nuestra primera exposición, a las 18 horas, tendrá lugar una ponencia de Juan Vivancos Antón con el título 'Patrimonio, arquitectura e iconos de Cabezo de Torres'. Por cierto, ofreceremos té con pastas a los asistentes.

-Usted también dirige la asociación Alfandarín, ¿a qué se dedica esta institución y cuáles son sus frutos?

-Alfandarín está dedicada a las artes escénicas desde 2014, desarrollando diferentes proyectos y actividades como la formación teatral para todas las edades, dramaturgia, investigación y creación de textos y gestión cultural, Festival de Teatro y Felicidad (Encuentro de Escuelas de Teatro). Los frutos son muchos y preciosos. Nuestra página es www.alfandarin.com.

-¿Es la Región un buen lugar para la creación artística?

-Murcia está plagada de artistas profesionales, de licenciados en artes de todo tipo y, sin embargo, cuando hablamos de arte, ¿de qué estamos hablando y de quién? Falta el impulso a otro tipo de propuestas, pero tenemos el Creajoven, para que estemos contentos, y otros remiendos.

-¿Cuál es su sueño por cumplir, el que aún persigue?

-Gestionar un centro de educación, investigación, creación y difusión de las artes escénicas y cinematográficas, que trabaje también con las disciplinas artísticas complementarias, como por ejemplo las artes plásticas y la literatura. Y que ofrezca una programación cultural de forma permanente, convirtiendo este centro en referente de la cultura a nivel internacional.

Fotos

Vídeos