Murcia, una comunidad inclasificable para Pablo Iglesias

Pablo Iglesias, en la presentación del libro 'Repensar la España plurinacional'. /EFE
Pablo Iglesias, en la presentación del libro 'Repensar la España plurinacional'. / EFE

El secretario general de Podemos distribuye a las autonomías en naciones, históricas y con sentimientos nacionales pero no incluye a la Región, Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha y La Rioja en ninguna categoría

E. P. / L. V.

¿Dónde ubica Pablo Iglesias a la Región? ¿Entre las comunidades que considera como nación, entre las históricas? El secretario general de Podemos se olvidó de incluir a Murcia en su 'clasificación' de las autonomías que conforman España. Para Iglesias, la Región no es ni una nación, ni posee un amplio sentimiento nacionalista, ni es una comunidad histórica, términos en los que encaja a otras autonomías españolas. Pero no solo la Región, sino que el líder de la formación morada tampoco se acordó de Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha o La Rioja en su intervención en la presentación del libro 'Repensar la España plurinacional'.

En ese acto, Iglesias defendió que la plurinacionalidad de España, concretada en Cataluña, País Vasco y Galicia, fue reconocida incluso por la derecha procedente del franquismo. En estos territorios, afirma el líder de Podemos, existen "sentimientos que se identifican con el término nación" que aspiran a tener instituciones para "desarrollar esos sentimientos".

En la clasificación de Iglesias habría además regiones con "sentimientos populares que reclaman formas jurídicas autónomas y reconocimientos simbólicos propios" que no se pueden identificar, en su opinión, "con amplios sentimientos nacionales" pero "han obtenido reconocimiento jurídico de nacionalidad", como Andalucía, Aragón, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias. "En Andalucía, incluso el Estatuto de Autonomía habla de realidad nacional, aunque en Andalucía no haya un sentimiento mayoritario de nación", apuntó Iglesias.

En tercer lugar, el secretario general de Podemos sitúa a las "comunidades históricas", como califica a Asturias, Cantabria o Castilla y León, que "reivindican una personalidad política propia dentro del marco del Estado". Y en un caso aparte coloca a Navarra, que según Iglesias tiene un estatuto "similar a los estados libres asociados".

"Nuestro país es plurinacional complejo territorialmente e identitariamente", resumió Iglesias tras su exposición, señalando que a esta visión de España se oponen los "partidos monárquicos" que considera el país como "uninacional" y no tienen capacidad de "seducción" ni "convencimiento" para que su proyecto sea respaldado por mayorías.

"Quién dice que España es uninacional no ha entendido nada de la historia de los últimos 200 años", proclamó Iglesias, que defiende los "valores republicanos" como la "única concepción patriótica" que puede plantear un proyecto de España en la que "quepan Cataluña y Euskadi".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos