La mujer sospechosa de desfigurar a su esposo con ácido seguirá en prisión

La sospechosa, ayer, llegando al juzgado./guillermo carrión/agm
La sospechosa, ayer, llegando al juzgado. / guillermo carrión/agm

La juez mantiene la medida cautelar por el elevado riesgo de fuga y por la gravedad de las lesiones infligidas

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

Deijanira N.S.M., la ciudadana brasileña de 53 años acusada de desfigurar con ácido a su marido el pasado mayo, seguirá en prisión por tiempo indefinido. Así lo decidió ayer la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Molina de Segura, María Dolores García Navarro, después de interrogar a la sospechosa, según confirmaron fuentes próximas a la investigación.

La juez citó a declarar a la mujer con el fin de escuchar personalmente sus explicaciones, ya que desde el primer momento ha venido negando haber preparado ese ataque contra su esposo. De hecho, Deijanira sostiene que se encontraba durmiendo cuando su compañero la despertó. Entonces habría observado que el varón llevaba en sus manos una especie de jarro metálico y que hacía ademán de echarle encima su contenido, por lo que le habría asestado un manotazo y el líquido corrosivo habría ido a caer sobre el rostro del hombre.

Esa fue, básicamente, la misma versión que ayer mantuvo a presencia de la juez instructora, quien según todos los datos no otorgó mucha credibilidad a tales explicaciones, pues acabó confirmando la medida de prisión provisional sin fianza para la sospechosa de la brutal agresión. Las investigaciones desarrolladas por la Guardia Civil apuntan a que habría sido esta ciudadana brasileña quien, por razones desconocidas, habría lanzado un ácido contra el rostro de su esposo, aprovechando que este se encontraba dormido. La gran entidad de las heridas que sufrió obligó a ingresarlo en la UCI de La Arrixaca, aunque su vida ya no corre peligro.

En virtud de todos los datos existentes hasta el momento, y debido a la gravedad del delito que se le imputa y al elevado riesgo de fuga existente, la juez prorrogó ayer la orden de prisión incondicional contra la sospechosa.

El letrado del herido, José Ángel Alfonso, se limitó ayer a señalar que «confío por completo en la versión de mi cliente», aunque aseguró que «debemos ser prudentes en un momento tan inicial de las actuaciones». Por último señaló que «lo que sí tengo claro es que se debe perseguir la violencia doméstica al margen del género del agresor y de la víctima».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos