«Traté de gritar para avisar a mi hija, pero me desencajaron la mandíbula»

Una de las viviendas asaltadas en Montepríncipe./R. Hernández
Una de las viviendas asaltadas en Montepríncipe. / R. Hernández

Una de las víctimas de los violentos asaltos a viviendas en las urbanizaciones de Molina de Segura relata su experiencia y reclama más vigilancia policial

ALICIA NEGRE y RAÚL HERNÁNDEZ

"Íbamos a cenar y, cuando entré en la cocina, me los encontré de golpe. Traté de gritar para avisar a mi hija pero me desencajaron la mandíbula". Esta vecina de la urbanización Montepríncipe de Molina de Segura fue sorprendida por cuatro encapuchados este domingo, en torno a las diez y media de la noche, cuando se encontraba sola en casa con su hija, de 28 años. "Cogieron un cuchillo de la cocina y amenazaron a mi hija", explica con unas heridas en el labio que denotan la agresividad de los asaltantes. "Nos pedían dinero, joyas y droga", relata sorprendida.

Tras unos minutos que se les hicieron eternos, los encapuchados huyeron del chalé con dinero y joyas y las dos mujeres pudieron salir corriendo a pedir auxilio. "Tocamos todos los timbres de la calle", recuerda. "Llegaba un vecino con su familia y le pedimos que llamara a la Policía".

Especialistas de la Policía Científica trabajaron en la mañana de este lunes en la vivienda para tratar de recabar cualquier pista que ayude a encontrar a los integrantes de este violento grupo que supuestamente también se encuentra detrás de otros dos asaltos registrados en la misma madrugada en la zona. En uno de ellos, según pudo saber este diario, una mujer denunció haber sufrido una agresión sexual. "Faltan medios porque los policías hacen muy bien su trabajo", remarca esta afectada, "pero no dan abasto".

Según fuentes cercanas a la investigación, los dos robos en Montepríncipe tuvieron lugar entre las once la noche del domingo y las tres de la mañana de este lunes, mientras que el asalto en Altorreal se produjo cerca de las 3.45 horas. Los ladrones, que habrían actuado cubiertos con pasamontañas y que tenían acento árabe, sustrajeron diversas joyas y el contenido de una caja fuerte.

Los hechos delictivos han generado gran alarma entre los vecinos. La alcaldesa de Molina de Segura, Esther Clavero, ha convocado a las 19.15 horas de este lunes una reunión extraordinaria y urgente de la Junta Local de Seguridad para valorar los sucesos y emprender medidas para reforzar la seguridad en el municipio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos