Los precios de los cursos y talleres de Cultura bajan más de un 40%

El Pleno insiste en exigir por unanimidad más celeridad para crear el Centro Integrado de FP

JUAN LUIS VIVAS

El Pleno de Molina ha aprobado una bajada en los precios de los cursos y talleres que realiza la Concejalía de Cultura. En concreto, el acuerdo que el edil Pedro Jesús Martínez sometió a la aprobación de la Corporación supone una rebaja de más del 40% del coste para los usuarios, pasando de 160,52 a 96 euros. El PP votó en contra, afirmando que «le resulta una bajada poco considerable», en palabras de su edil Adoración Molina. Tanto el responsable del área de Cultura como la alcaldesa consideraron que el voto en contra de los populares resulta «paradójico». Martínez indicó que «es un ejercicio de cinismo y de prepotencia», acusando al PP de subir sistemáticamente los precios durante los años de crisis, lo que causó que disminuyesen considerablemente las inscripciones.

Por otro lado, el Pleno aprobó por unanimidad una moción presentada por la concejal de Educación, Fuensanta Martínez, en la que reclama a la Comunidad Autónoma que se lleven a cabo las gestiones necesarias para iniciar la construcción, lo antes posible, del Centro Integrado de Formación Profesional, cuyo proyecto data del año 2010 y que estaría orientado a impartir módulos relacionados con el tejido empresarial local. En concreto, la moción de la edil de Educación insta a la Consejería a que ejecute la partida de 200.000 euros contemplada en los presupuestos de este año, a raíz de una enmienda del grupo Ciudadanos en la Asamblea Regional.

El ciclo del IES Goya

También se aprobó una iniciativa en la que se pide a Educación que mantenga el curso presencial del ciclo formativo de instalaciones eléctricas y automáticas que se quiere eliminar en el instituto Francisco de Goya. En la moción, que fue autoenmendada por la propia edil, también se pide que se suprima la orden de 30 de marzo de este año sobre conciertos educativos.

El concejal no adscrito y exprofesor del referido centro, Pedro González, denunció que el Gobierno regional quiere «cargarse la formación profesional que ha funcionado treinta y siete años en Molina de Segura, beneficiando a la enseñanza privada en detrimento de la pública».

En este caso, la moción no contó con el apoyo unánime de todos los miembros de la Corporación porque el PP votó en contra. La edil de este partido María José Hernández señaló que hay que adaptarse a los ajustes económicos, y criticó que se pretenda abrir una guerra entre enseñanza pública y privada en base a argumentos que, desde su punto de vista, no son ciertos.

La concejal de Educación, la socialista Fuensanta Martínez, denunció la falta de deferencia de la Consejería al no informar sobre los nuevos conciertos que pretende implantar en Molina de Segura, como los que se han anunciado en prensa en los colegios Salzillo y San Jorge, ambos de gestión privada.

Fotos

Vídeos