El Pleno pide la declaración de zona catastrófica por la granizada del mes de abril

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

El Pleno aprobó por unanimidad una moción conjunta en la que se reclama al Estado la declaración de zona catastrófica al campo de Molina por los daños causados por la tormenta de granizo del pasado 27 de abril. Junto a municipios como Ulea, Fortuna, Jumilla y Santomera, la tormenta arrasó unas 3.000 hectáreas de frutales en las pedanías de La Espada, Comala, Campotéjar, El Fenazar, La Hurona y La Albarda. Según la moción, los perjuicios ocasionados a los agricultores podrían cuantificarse en unos 160 millones, un daño irreparable para el sector si no se consiguen las ayudas necesarias, indicaron los ediles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos