El Pleno da vía libre a invertir más de 5 millones en obra pública con el remanente

De los 7,4 millones totales de superávit del pasado ejercicio, hasta 2,3 millones servirán para amortizar la deuda municipal

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

La Corporación de Molina de Segura aprobó ayer -con 12 votos a favor y 11 en contra-, el expediente de suplemento y crédito extraordinario financiado con remanente líquido de tesorería de 2016, en aplicación del artículo 32 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El concejal de Hacienda, José de Haro, explicó que, tal y como establece dicho marco normativo, 2,3 millones de euros se destinarán a amortizar deuda y el resto a inversiones financieramente sostenibles. En concreto, 2 millones serán para financiar proyectos que resulten seleccionados en el proceso de presupuestos participativos, mientras que los más de tres millones restantes se destinarán a invertir en obras que tiene previsto realizar el Consistorio en diferentes zonas e instalaciones del término municipal. En total el remanente suma 7,4 millones.

Pero los concejales no adscritos Estanislao Vidal y Miguel Ángel Torres se pronunciaron en contra de dicho suplemento porque, a su juicio, se incumple el artículo 32 de la referida ley, es decir, el apartado en el que se aplica la excepcionalidad tendente a destinar el remanente no solo a amortiza deuda, sino también a inversiones financieramente sostenibles.

El edil de Hacienda replicó a ambos concejales, invitándoles a utilizar los cauces oportunos si consideran que se está incurriendo en una alguna ilegalidad. No obstante, José de Haro criticó el desconocimiento de ambos ediles no adscritos y defendió la legalidad de un expediente que permitirá acometer inversiones que, a su juicio, deberían estar realizadas desde hace tiempo.

El PP se opuso, entre otros motivos, porque el equipo de gobierno municipal no está respetando el proceso de presupuestos participativos, según su portavoz, Sonia Carrillo. Y, por otro lado, recordó que su grupo presentó una iniciativa para invertir con presupuesto ordinario en instalaciones deportivas en la urbanización Altorreal, pero fue rechazada.

Un montante «jugoso»

La concejal del PP remarcó que el Ayuntamiento dispone de un «jugoso» remanente gracias a la gestión que hizo su partido, dejando unas arcas saneadas y reduciendo de forma considerable la deuda municipal.

El concejal de Participación Ciudadana, Pedro Jesús Martínez, también intervino para replicar a la portavoz popular sobre las críticas vertidas al proceso de presupuestos participativos. El edil de Cambiemos Molina criticó el desconocimiento del PP acerca del proceso, en el que ya se han decidido las 150 propuestas que se someterán a votación el 28 de septiembre, y recordó la votación por internet ya se inició este pasado lunes.

Por su parte, el concejal de Hacienda, el socialista José de Haro, defendió las numerosas obras que se van a acometer gracias al remanente positivo, acusando al PP de no haber invertido nada en instalaciones deportivas o en polígonos industriales en sus años de gobierno.

Mejoras en caminos rurales y un parque de ocio en San Antonio

La alcaldesa indicó que no solo habrá inversiones en vía pública, sino que también se acometerán otros proyectos sobre los que podrán decidir los vecinos. La regidora pidió al PP que «recapacite» después de no hacer muchas de las inversiones en sus más de veinte años de gobierno. Entre los proyectos y obras que tienen previsto acometer destaca una operación de asfaltado para arreglar caminos rurales. También se contempla la creación de un parque de ocio y deportivo en el barrio San Antonio, la rehabilitación de la Vía Verde, mejoras en la casa del cura y en el parque del barrio de Fátima y la rehabilitación de las antiguas escuelas de Torrealta, entre otras iniciativas.

Fotos

Vídeos