La peatonalización de varias calles del centro divide a los comerciantes

La asociación Com-Pro respalda la propuesta del Plan de Movilidad, pero propietarios de negocios de Jesuita Hernández y del tramo de la Estación pegan carteles en contra

JUAN LUIS VIVASMOLINA DE SEGURA

La Asociación de Comerciantes y Profesionales de Molina, Com-Pro, apoya «sin fisuras», según su presidente, Antonio Lozano, el Plan Movilidad Urbana Sostenible, presentado recientemente. Nueve pasos con 73 propuestas repartidas en cinco programas contiene dicho plan, que fue aprobado definitivamente en el último Pleno ordinario, siendo el tercer municipio de la Región que lo pone en marcha. Un plan que supone un desafío para el municipio y cuya puesta en marcha dependerá, en gran medida, del apoyo ciudadano, según señaló la alcaldesa, Esther Clavero, durante las presentación del mismo.

El proyecto contempla la posible peatonalización de algunas calles del centro, como Jesuita Hernández Pérez o un tramo de Estación, propuesta que ha suscitado el malestar y rechazo entre algunos comerciantes del centro, que no han dudado en colocar carteles contrarios a la iniciativa.

El presidente de Com-Pro considera que el Plan de Movilidad supondrá poner en el siglo XXI a Molina, al propiciar medida para hacer una ciudad amable, limpia, con aparcamientos y por la que resultará agradable pasear. La peatonalización que plantea persigue que el ciudadano «se sienta dueño de la calle, algo que beneficiará directamente al comercio», remarca Ricardo García, técnico redactor de la empresa redactora Prointec.

Clavero hizo hincapié en que el Plan ofrece al municipio la oportunidad de mejorar la calidad de vida de los molinenses, ya que «es una herramienta para gestionar eficientemente los distintos modos de transporte, fomentando aquellos más respetuosos con el medio ambiente, como el transporte público, la bici o el caminar, así como un uso más responsable del vehículo privado».

Las medidas están definidas en 5 programas de actuación. El concejal de Movilidad, Antonio López, ha indicado que ya se han acometido algunas actuaciones en la reordenación de las líneas de transporte urbano e interurbano, como la puesta en funcionamiento de la línea 3 entre Altorreal y el casco urbano, y a este servicio se sumarán otros que pretenden mejorar en otras urbanizaciones y pedanías del término municipal.

Las principales actuaciones sobre el viario y aparcamiento contemplan la ordenación de la circulación en torno al centro, mediante la restricción del tráfico de paso y de agitación, en las calles Jesuita Hernández Pérez, Estación y Mayor; y ampliación y cierre de la Ronda Exterior y mejora de la red de aparcamientos disuasorios.

López precisó que están negociando convenios con los propietarios de diversas parcelas (junto a sede de Cruz Roja, en la parcela que ocupaba la empresa Saeco y en el entorno de la fábrica de César) con el fin de crear aparcamientos disuasorios que sirvan de alternativa y compensen las restricciones que se realicen en el centro.

También se contempla la ampliación de la parada de taxi y la reubicación a largo plazo de la estación de autobuses (la propuesta sería llevarla al barrio de San Roque, en el antiguo solar de Industrias Prieto). Además, hay un programa de mejora de la movilidad peatonal y otro orientado a la movilidad ciclista con la mejora de la señalización en la vía pública, mejora de la Vía Verde, y dar continuidad a los carriles bici.

Fotos

Vídeos