El juez confirma sus sospechas sobre Contreras por la permuta del vertedero

El exconcejal Luis Gestoso, el exconcejal Cosme Ruiz y el exalcalde Eduardo Contreras. /LV
El exconcejal Luis Gestoso, el exconcejal Cosme Ruiz y el exalcalde Eduardo Contreras. / LV

Absuelve libremente a los exconcejales Luis Gestoso y Cosme Ruiz tras constatar que no tuvieron participación alguna en la operación urbanística

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

Eduardo Contreras, exalcalde de Molina de Segura por el PP, vio ayer confirmarse los indicios de presunta prevaricación por los que está imputado desde hace dos años en el llamado 'caso Vertedero'. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Molina de Segura, Marta Florenciano Lajusticia, notificó ayer un auto en el que viene a reiterar sus sospechas sobre la actuación del antiguo primer edil en una operación urbanística, desarrollada en forma de permuta de terrenos entre el Consistorio molinense y un empresario de la localidad, que presuntamente propició que este último diera un gran pelotazo.

La resolución tiene un sentido totalmente opuesto por lo que respecta a dos exconcejales, Luis Gestoso de Miguel y Cosme Ruiz Martínez, que en su día fueron citados como investigados y para quienes ahora se ha decretado el sobreseimiento libre (una figura legal que se equipara con la absolución mediante sentencia judicial).

La magistrada pone de manifiesto que la permuta de un terreno municipal y otro perteneciente a una empresa privada, en la que en apariencia se quería abrir un vertedero, fue aprobada en una Junta de Gobierno celebrada el 10 de enero de 2006. En ese acto no tomaron parte ni Luis Gestoso ni Cosme Ruiz, «que por tanto no pueden ser considerados partícipes en el delito de prevaricación objeto de esta instrucción, ni como conocedores de la operación ni como cooperadores en forma alguna».

La resolución señala que el acuerdo propició que el solar acabara alcanzando un valor de ocho millones

«Conoció y consintió»

Por lo que respecta a Eduardo Contreras, la magistrada parece tener claro que fue quien llevó el peso de las decisiones municipales sobre esa operación urbanística. «Precisamente el que era alcalde de Molina de Segura, el señor Contreras, fue quien conoció y consintió, como máxima autoridad municipal, la gestión y aprobación de la permuta investigada». Añade que se formalizó ese intercambio de terrenos «a pesar de los defectos apreciados en la tramitación del expediente», y todo ello, sostiene, pese a que está «descartada una necesidad (de un vertedero) que aconsejara el sistema excepcional de enajenación de los terrenos de propiedad municipal», ya que «aún se utiliza la antigua escombrera».

Recuerda la instructora que con esa operación «se propició que dichos terrenos fueran objeto de una intervención urbanística por la empresa Construcciones Fadesa, alcanzando un valor de ocho millones de euros, lo que benefició al señor Alcañiz (el empresario), que fue precisamente el proponente del contrato de permuta al alcalde». Con esta resolución, Gestoso y Ruiz quedan libres de sospecha, mientras el exalcalde popular continuará imputado, junto con el resto de los investigados en la causa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos