El gobierno local pasa a ser cuatripartito con la entrada de dos exconcejales de Cs

Esther Clavero (c) escoltada por Pedro González (3i) y Concepción Orenes (2d), junto a otros ediles. / J. L. V.

Pedro González y Concepción Orenes asumen Patrimonio, Atención al Ciudadano y Empleo, garantizando así la mayoría absoluta

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

El ejecutivo municipal de Molina deja de ser tripartito y a partir de ahora gana en pluralidad para convertirse en un gobierno cuatripartito. Además, gana estabilidad porque ya tiene los trece concejales necesarios para garantizar la mayoría absoluta en la Corporación, compuesta por 25 miembros. Dos de los cinco ediles que fueron expulsados de Ciudadanos (Cs) hace poco más de un año por apoyar la investidura de la socialista Esther Clavero, Pedro González y Conchi Orenes, han dado un paso al frente y asumen responsabilidades de gestión.

«Es una consecuencia natural de lo que hasta ahora ha venido ocurriendo, ya que desde el primer momento le tendimos la mano y la lealtad demostrada de ambos ha sido un valor importantísimo durante toda esta trayectoria», remarcó la regidora durante la comparecencia que hizo ayer para anunciar la reestructuración. «Conformamos así un gobierno más fuerte, más estable y de sobra capacitado para afrontar la segunda etapa de mandato», subrayó Clavero. Añadió que «cada uno de los miembros del equipo de gobierno antepone la ciudadanía de Molina a intereses partidistas».

Pese a las dudas legales manifestadas en algunas ocasiones acerca de los derechos y deberes de los ediles no adscritos (en el Pleno hay seis, dos de ellos Orenes y González), la alcaldesa dejó claro que existen garantías legales para dar este paso y recordó que hay otros municipios, como Seseña, Benalmádena y Fortuna, donde se dan circunstancias similares. Además, el ejecutivo local cuenta con tres informes jurídicos favorables de la Federación Española de Municipios, de la Dirección General de Administración Local y de la asesoría jurídica municipal que amparan esta decisión.

Sin más liberados

También explicó que los cambios no implicarán una modificación de crédito, ya que la media liberación que ha dejado vacante la concejal saliente de Cambiemos Molina, Maru Carbonell, será ocupada por la edil no adscrita Concepción Orenes. El sustituto de Carbonell, Juan Alcaide, tomará posesión del área de Medio Ambiente en septiembre y no tendrá dedicación exclusiva. Del mismo modo, tampoco estará liberado Pedro González. Con respecto a los cambios introducidos, este último asume las áreas de Patrimonio (hasta ahora delegada en el concejal socialista José de Haro) y Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) -que ostentaba el concejal de Cambiemos, Fernando Miñana.

Por su parte, Orenes asume la delegación de Empleo y Formación -hasta ahora delegada en el socialista Andrés Martínez Cervantes, quien mantiene Fiestas Locales y asume Turismo (que ocupaba la edil de Cambiemos, Rocío Balsalobre) y Artesanía (que dirigía Pedro Jesús Martínez, también de Cambiemos).

Los nuevos miembros del gobierno indicaron que asumen esta responsabilidad «por el pueblo de Molina» y para dar una «estabilidad» que, de hecho, ya estaban ofreciendo desde que brindaron su apoyo a Clavero en marzo del pasado año, según González. «Ha sido una cuestión de coherencia», remarcó Orenes. Ambos asistieron como público a la rueda de prensa de la alcaldesa y estuvieron respaldados por representantes de los tres grupos que forman el gobierno, -PSOE, Cambiemos y Ganar-IU Molina-. El portavoz socialista, Ángel Navarro, admitió que la estabilidad estaba garantizada «de hecho» con ambos concejales, como quedó demostrado en asuntos «de extrema responsabilidad», aludiendo a la aprobación del presupuesto o al acuerdo societario para salvar Sercomosa.

Del mismo modo, el portavoz de Cambiemos Molina, Fernando Miñana, calificó de «fundamental» la entrada de González y Orenes para dar más estabilidad, si bien ya se estaba dando «de una forma natural». «Más gente trabajando y más pluralidad, eso siempre es bueno», apostilló el dirigente morado. El portavoz de IU-Ganar Molina, Antonio López, también significó que los dos ediles no adscritos han estado colaborando con el equipo de Gobierno, por lo que «ahora se le da forma a una situación que ya se venía dando».

Fotos

Vídeos