Gobierno y PP se acusan de un uso «sonrojante» de las redes sociales

Ciudadanos reclama la construcción de una nueva sede para los juzgados del municipio

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

El PP denuncia que los vecinos se ven obligados a acudir a las redes sociales para que el equipo de gobierno atienda sus quejas y demandas. Así lo indica en un comunicado el principal grupo de la oposición, subrayando que un tuit o una publicación en Facebook resultan más eficaces que pedir una cita con la alcaldesa o los concejales.

La portavoz popular, Sonia Carrillo, reclama «mayor seriedad en la gestión al frente de izquierdas». La edil popular reclama que se dé solución a los problemas de los molinenses. «Es sonrojante, bochornosa y lamentable la forma de actuar del Gobierno municipal», denuncia Carrillo.

El segundo teniente de alcalde y portavoz del grupo socialista, Ángel Navarro, por su parte, acusó al Partido Popular de instrumentalizar a los vecinos para que hagan uso de las redes sociales para plantear sus demandas. «Sonrojante, bochornoso y lamentable es el uso que hace el PP de las excepciones», replicó Navarro. El portavoz del Ejecutivo defendió los canales habituales, a través del registro municipal, para recibir las sugerencias y demandas ciudadanas.

Ciudad de Justicia

Por otro lado, Ciudadanos solicitó a la alcaldesa, Esther Clavero, que inicie «cuanto antes» los trámites para ceder al Estado los terrenos necesarios para la construcción de la Ciudad de la Justicia del municipio. La formación naranja considera «urgente» la puesta en marcha de esta infraestructura, con el fin de unificar las sedes de los seis órganos presentes en la ciudad y mejorar las condiciones tanto de los juzgados de plaza de la Cerámica -«que volvieron a ser portada de los diarios por unas filtraciones de aguas fecales esta semana»- como de los de Violencia de Género.

El portavoz naranja en Molina, Javier Real, tras mantener varios encuentros con trabajadores y sindicatos judiciales, consideró la obra prioritaria, «no solamente para evitar lo ocurrido esta semana en plaza de la Cerámica, sino para unificar la sede de los seis juzgados de Molina de Segura, dispersos ahora en dos sedes distintas, y para dotar al fin a los órganos de Violencia de Género de instalaciones adecuadas, ya que ahora la falta de espacio provoca incluso que las víctimas compartan sala de espera con sus presuntos maltratadores».

El proyecto de Ciudad de la Justicia pondría también fin a otros problemas denunciados por la plantilla de trabajadores.

Fotos

Vídeos