La Fiscalía archiva la denuncia contra el Ayuntamiento por el 'caso del velódromo'

Resuelve que no existen indicios de un delito de prevaricación administrativa tras la denuncia de un colectivo que fue desalojado del equipamiento deportivo

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

La Fiscalía de la Región de Murcia cierra el expediente contra el Ayuntamiento de Molina de Segura en el 'caso del velódromo'. El fiscal superior ha notificado la resolución al Consistorio, donde considera que la denuncia por un posible delito de prevaricación administrativa, interpuesta por la Asociación Juvenil Agrupación Centro de Cultura de Murcia, debe archivarse al no existir indicios suficientes de infracción penal.

La resolución llegó el pasado martes. Un documento en el que se señala que, una vez practicadas las investigaciones necesarias, se procede al archivo de las mismas.

Los hechos arrancan en noviembre del pasado año, cuando el Consistorio inició un expediente para proceder a la recuperación de oficio de una parcela de 38.220 metros cuadrados, situada en La Polvorista, donde está ubicado el velódromo. Se trata de un bien inmueble de dominio público, inscrito en el Inventario de Bienes Municipal como equipamiento deportivo básico, cuyos terrenos habían sido ocupados sin autorización municipal por parte del mencionado colectivo juvenil, que alegaba un compromiso de cesión.

Esta organización llegó a anunciar un proyecto de recuperación del velódromo abandonado. Incluso, iniciaron la retirada de los escombros y basura a cambio, según argumentaron, de la cesión para el uso de actividades culturales durante cuatro años, mediante un «contrato verbal realizado con urgencia», subrayaron en su escrito de denuncia.

Sin embargo, el 3 de noviembre de 2016, los servicios de Inspección Municipal emitieron un informe en el que se constataba que se había procedido a la instalación y colocación de un cartel, así como la ocupación del inmueble con trabajos de retirada de escombros sin la preceptiva autorización municipal. Del examen de la documentación y de lo expuesto en el cartel instalado en el inmueble, se concluyó que la ocupación del recinto la detentaba la Asociación Juvenil Agrupación Centro de Cultura de Murcia, con domicilio en el Centro Social Universitario del campus de Espinardo. Esta entidad argumentó que realizó los trabajos «con autorización y apoyo municipal con los contenedores de Sercomosa».

La alcaldesa molinense, Esther Clavero, valoró ayer positivamente el archivo de la denuncia y resaltó que «se demuestra, una vez más, que el Grupo Municipal del PP acusa de forma irresponsable, como se demostró en el transcurso del Pleno del pasado mes de noviembre». «Utiliza de forma tendenciosa informaciones sin contrastar, con el único fin de sacar rédito político de mentiras, sin importarle el perjuicio que se les causa a los vecinos, con una política chabacana, que no es propia de una ciudad como Molina de Segura», dijo.

Además, «los concejales populares dan eco a falsas denuncias que, de forma interesada, pretenden perjudicar a un equipo de gobierno que, en poco más de un año, ha hecho más que el PP en casi 21 años», concluyó.

Fotos

Vídeos