El Fenazar presiona para impedir la planta de lixiviados

Los vecinos del campo de Molina llenaron el salón de plenos de Molina, ayer./Edu Botella / AGM
Los vecinos del campo de Molina llenaron el salón de plenos de Molina, ayer. / Edu Botella / AGM

Los vecinos llevan al Pleno su rechazo a una instalación que «va contra la salud pública y el medio ambiente»

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

Los vecinos de El Fenazar aprovecharon ayer la celebración del Pleno municipal de Molina de Segura para expresar su protesta contra el proyecto de instalación de una planta de lixiviados a solo dos kilómetros de esta población. Así dejaron claro el «masivo» rechazo de los residentes en esta zona del campo molinense, que dicen «no a la mierda en El Fenazar, con negocios que van contra la salud pública, el medio ambiente y el desarrollo de la agricultura yel turismo rural», tal como señaló una de las promotoras de la iniciativa.

Incluso llegaron a colocar en un lateral de la sala una pancarta, con dibujo incluido de una caca con ojos, alusiva al rechazo vecinal a la instalación de la mencionada instalación de lixiviados en la pedanía. La alcaldesa, Esther Clavero, se comprometió el pasado 27 de diciembre ante la asamblea vecinal a buscar «todos los resquicios legales» para evitar la puesta en marcha de esta planta.

Apoyo a los regantes

Por otro lado, los concejales «enterraron el hacha» en materia de agua, como indicó la regidora, y aprobaron por mayoría una moción -casi conjunta- que recogía las peticiones de la Comunidad de Regantes de Campotéjar, quienes habían demandando un Pleno monográfico para hablar de los problemas de la sequía, tras abortar semanas atrás sendas iniciativas de PP y PSOE, que decayeron de un pleno anterior porque los agricultores reclamaron el máximo consenso.

Vecinos del campo abarrotaron así el salón y colocaron también una extensa pancarta en la que exigían «soluciones definitivas». Antes de que hablaran los ediles, tomó la palabra el veterano dirigente agrario Perico 'El Colorao', que hizo una defensa enconada de los derechos del agua, al tiempo que exigió responsabilidad al Gobierno español «que ha dejado tirados a la población y a la agricultura murciana», subrayó.

No hubo unanimidad porque el concejal de Ganar-IU votó en contra y los cuatro ediles de Cambiemos Molina se abstuvieron. Ambas formaciones presentaron una enmienda de sustitución a la propuesta que habían acordado los otros veintes concejales (ocho del PP, seis del PSOE y seis no adscritos), pero fue rechazada. La enmienda recogía más del 90% de los acuerdos aprobados en la iniciativa conjunta, pero no se incorporó un punto relativo al control de regadíos ilegales, motivo por el que el edil de Ganar-IU votó en contra.

La moción recoge diversas propuestas del Manifiesto Levantino por el Agua. Respecto a las depuradoras instaladas, el Ayuntamiento exige a las administraciones regional y nacional la realización de las inversiones necesarias para el máximo aprovechamiento de aguas regeneradas.

También piden inversiones para la apertura de todos los pozos de las antiguas conserveras, así como de los existentens en el término municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos