El Fenazar «se levantará» si se instala una planta de lixiviados

Ediles de la Corporación y vecinos, anoche, en la reunión./ J. L. V.
Ediles de la Corporación y vecinos, anoche, en la reunión. / J. L. V.

La alcaldesa asegura a los vecinos de la pedanía que buscará «todos los resquicios legales» para evitar la puesta en marcha de la instalación

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

Los vecinos de El Fenazar «somos pacíficos, pero si tenemos que levantarnos, lo haremos», advirtió Pepe Gomariz, un vecino de 78 años de la pedanía, durante la reunión mantenida para abordar la situación de la instalación de una planta de lixiviados a dos kilómetros de la población y a tan solo 700 metros de la primera vivienda. Él fue uno de los que intervino en la asamblea celebrada anoche, en la que estuvo presente la alcaldesa, Esther Clavero, y varios ediles de la Corporación molinense, entre ellos el de Urbanismo, José de Haro.

«Que el Ayuntamiento informe al Gobierno regional de que no es viable una empresa que trata la mierda de la mierda», espetó Gomariz a las autoridades municipales. En todo caso, precisó, «que traigan una empresa que dé trabajo a los vecinos de El Fenazar, pero no una que sea la ruina de la agricultura de la zona», subrayó este vecino.

La regidora molinense explicó ante la asamblea vecinal que ella no está de acuerdo con la instalación de este tipo de industrias «en ningún sitio de Molina», pero también advirtió de que no pueden ir contra la ley. En este sentido, el edil de Urbanismo explicó que su departamento paralizó las obras de la empresa que pretende levantar la planta porque carece de licencia, con su correspondiente expediente sancionador, por lo que ahora la industria tendrá que aportar la acreditación exigida para obtener la licencia de obras.

Por otro lado, De Haro informó que existen dos tipos de expedientes relacionados con este proyecto. Por una parte, un expediente de demolición de residuos y gestión de podas, que aún está en la Consejería de Medio Ambiente, por lo que no se sabe si será o no favorable. Por otra parte, un expediente para balsa de lixiviados, con autorización sectorial, que tiene el visto bueno de la Comunidad Autónoma.

El concejal apuntó que también existe un informe técnico favorable de la Concejalía de Medio Ambiente del Consistorio. Es decir, la empresa cumple los requisitos.

Pese a ello, la alcaldesa indicó que el Ayuntamiento buscará «todos los resquicios legales» para evitar la puesta en marcha de esta planta, por lo que dijo compartir la preocupación vecinal. «Iremos juntos», remarcó.

Clavero recordó que en Campotéjar ya se estuvieron tratando lixiviados y el Ayuntamiento consiguió frenar la actividad, con actuación policial incluida. Acusó al anterior gobierno del PP de aprobar un Plan General de Ordenación Urbana que «no protegió a los vecinos de El Fenazar».

Además de concejales del equipo de gobierno, estuvieron presentes ediles del PP. La primera planta del local social se quedó pequeña para albergar al más centenar de personas que se dieron cita en la reunión, por lo que muchas tuvieron que quedarse en la planta baja y en la escalera para seguir las intervenciones a través de megafonía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos