Evacúan a 80 trabajadores por una fuga de gas en una empresa química

Los bomberos proceden a la quema controlada del gas, ayer, en la planta química en Molina. / Javier Carrión / AGM

La actividad quedó paralizada todo el día y hubo que cortar una vía de servicio de la N-301

JUAN LUIS VIVAS y M. AGUILAR

Todo quedó en un susto. Unos ochenta empleados del turno de la mañana de la empresa molinense Francisco Aragón, ubicada en el límite con Murcia, tuvieron que ser evacuados ayer como consecuencia de un escape de gas licuado derivado del petróleo (GLP), que se produjo en el interior de esta empresa del sector químico. Los trabajadores recibieron órdenes para irse a sus casas y la actividad productiva quedó paralizada durante toda la jornada, sin que se produjeran daños personales.

Esta planta de producción está ubicada en el kilómetro 387 de la carretera N-301, justo en el límite entre los términos municipales de Molina de Segura y Murcia.

Bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia se desplazaron hasta el lugar para proceder a la quema de forma controlada del gas fugado. Una vía de servicio de la N-301 se vio afectada y tuvo que ser cortada por efectivos de la Policía Local de Molina, cuyo Ayuntamiento desplazó al lugar tres dotaciones, con seis agentes, según informó el concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil del Consistorio, Fernando Miñana. El edil permaneció durante toda la mañana en la empresa supervisando las labores de control y el dispositivo de seguridad. No obstante, la carretera principal no se vio afectada a causa de esta incidencia y los vehículos pudieron circular con total normalidad a lo largo de todo el día.

Los bomberos desplegaron un dispositivo para evitar que el escape acabara originando un incendio

El servicio de Emergencias 112 recibió, a las 9.19 horas, una llamada de un miembro de la mercantil, informando de que se había producido una fuga en un tanque de almacenamiento de gas en sus instalaciones. Del mismo modo, se indicó que todo el personal de la industria había sido evacuado ya sin consecuencias -tal como marca el protocolo de seguridad-, a la vez que solicitaban la presencia de efectivos de bomberos.

De hecho, la empresa activó su propio plan de emergencia interior. Al lugar acudieron, además de bomberos procedentes del parque de Molina de Segura, un técnico de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias, especialista en riesgo químico, junto a agentes de la Policía Local y del Cuerpo de Policía Nacional.

Refuerzo de la vigilancia

Mientras, los técnicos consiguieron taponar la fuga, los bomberos desplegaron un dispositivo preventivo y de vigilancia durante varias horas para evitar que el gas fugado pudiera inflamarse con el consiguiente riesgo.

Alrededor de las dos de la tarde, según informaron desde el Centro de Coordinación de Emergencias 112, la situación ya se encontraba estabilizada. Por ello, se retiraron la mayoría de los bomberos desplazados. En el lugar de los hechos ya solo permanecieron dos efectivos y un sargento con una autobomba para poder finalizar los trabajos del dispositivo de emergencia.

Fotos

Vídeos