El cuatripartito reduce en 5 millones la deuda bancaria

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

«Envidiable». Ese es el apelativo que empleó en el Pleno el concejal de Hacienda, José de Haro, para definir la situación financiera del Ayuntamiento de Molina de Segura. Durante el debate sobre la cuenta general de 2016, el edil socialista sostuvo que el actual gobierno municipal cuatripartito ha conseguido reducir en más de 5 millones de euros la deuda viva con la banca, situándola en la actualidad en unos 13 millones.

De Haro remarcó que se ha disminuido el tiempo del pago a proveedores. También recordó que el remanente positivo de tesorería del año pasado, cifrado en más de siete millones, permitirá destinar más de cinco millones a inversiones «financieramente sostenibles», y el resto, a seguir amortizando deuda. «Se podrá invertir, pese a que algunos concejales solo querían pagar deuda», señaló en referencia a los ediles no adscritos que votaron hace unos días en contra de un expediente de suplemento y modificación de crédito relativo al remanente de 2016.

Por su parte, la portavoz del PP, Sonia Carrillo, justificó el voto en contra de su partido al expediente de las cuentas aduciendo que solo se había ejecutado un 30% la partida destinada al canon de saneamiento y alcantarillado, además de dejar sin utilizar 60.000 euros de la partida a ayudas de urgente necesidad. Carrillo criticó el hecho de que el presupuesto «haya estado tanto tiempo prorrogado».

Nuevo concejal

Durante la sesión tomó posesión de su cargo como edil Juan Alcaide. El exsecretario del Sindicato de Riegos -órgano ejecutivo del Heredamiento Regante de Molina- sucede en el cargo a Maru Carbonell, edil de Cambiemos Molina. Alcaide asumirá en el cuatripartito las competencias de Medio Ambiente y Medio Natural.

Fotos

Vídeos