El Consistorio se toma en serio los aparcamientos para minusválidos

Aparcamiento reservado a minusválidos. /J. M. R./ AGM
Aparcamiento reservado a minusválidos. / J. M. R./ AGM

La campaña 'Ponte en mi lugar, no en mi sitio' busca concienciar para ayudar al millar de usuarios con esta tarjeta europea especial

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

La campaña 'Ponte en mi lugar, no en mi sitio' servirá para concienciar a los vecinos de Molina de Segura de que no se puede ocupar una plaza de estacionamiento reservada para personas con discapacidad o, de lo contrario, «supone un problema y les damos el día», así lo advirtió el edil de Movilidad, Antonio López, durante la presentación de los trabajos realizados en el marco de dicha campaña.

El proyecto, dotado con un presupuesto de 15.121 euros, consiste en el repintado de la señalización en la calzada de 81 de las 250 plazas de aparcamiento reservadas a discapacitados, con la frase: '¿De verdad quieres estar en mi lugar?'; y en la instalación de una señalización anexa a la reglamentaria, que advierte del importe que llevaría aparejado la infracción de la normativa de tráfico y el número de teléfono de la Policía Local. Por otro lado, se han instalado 72 señales verticales en pasos de cebra, junto a las existentes, que informa de los inconvenientes que ocasiona a las personas con movilidad reducida la indisciplina de los conductores e, igualmente, el importe que supone la comisión de tal infracción.

Para apoyar la campaña, se distribuirán 5.000 folletos con el lema e imágenes. «Lo peor es que un coche, furgoneta o moto invadan una acera u ocupen la plaza, sin contar el uso fraudulento de las tarjetas por parte de familiares de los titulares de las tarjetas o incluso de personas ya fallecidas», remarcó López. La medida de mejora de la accesibilidad está incluida en las propuestas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Molina de Segura.

Por su parte, el concejal de Bienestar Social, Ángel Navarro, informó de que el Centro de Servicios Sociales ha tramitado un total 2.587 expedientes de la tarjeta europea de estacionamiento desde finales de 2007. Anterior a esta fecha, la tramitación correspondía a Policía Local.

Requisitos

Dicha Concejalía concedió un total de 326 tarjetas europeas de estacionamiento durante el año 2017, un 32,5% de las 1.004 tarjetas en uso en la actualidad en el municipio.

«Es necesario que entendamos que una tarjeta no es un privilegio, ni un premio a una persona con discapacidad que presenta graves problemas de movilidad, es sencillamente una acción positiva que reduce las dificultades en su día a día», señaló Navarro. El edil apeló también a hacer un uso responsable de la tarjeta, así como de las zonas reservadas para estacionamiento para las personas con discapacidad.

Igualmente, explicó que, para la obtención de la tarjeta, deben cumplirse diversos requisitos: uno de ellos, residir el municipio de Molina de Segura y, otro, tener reconocida una discapacidad igual o superior al 33% con 7 puntos de movilidad o que muestren en el mejor ojo una agudeza visual igual o inferior al 0,1 con corrección, o un campo visual reducido a 10 grados o menos (en ambos casos dictaminado por el IMAS).

Para facilitar la tramitación, la solicitud podrá ser atendida en los nueve puntos de atención descentralizados de Servicios Sociales en el municipio: Altorreal, La Alcayna, El Fenazar, La Ribera de Molina, El Llano de Molina, La Torrealta de Molina y, en Molina de Segura, en los centros de Las Balsas, San Roque y La Cerámica. La alcaldesa, Esther Clavero, ha indicado que la finalidad de este tipo de actuaciones es hacer una ciudad «más habitable».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos