Cinco millones del remanente irán para un parque deportivo y a arreglar caminos

Imagen de archivo de un pleno de Molina.
Imagen de archivo de un pleno de Molina. / Nacho García / AGM

Aparte de la inversión en obra pública propuesta por los vecinos, otros 2,3 millones del saldo positivo servirán para rebajar la deuda local

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

El Pleno de Molina aprobó un expediente de suplemento y crédito extraordinario financiado con el remanente líquido de tesorería del ejercicio de 2016, que asciende a algo más de 7,4 millones de euros. El concejal de Hacienda, José de Haro, explicó que, tal y como establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria, 2,3 millones se destinarán a amortizar deuda y el resto a inversiones financieramente sostenibles. Entre estas últimas, más de 3 millones se destinarán a obras públicas en diferentes zonas del municipio; y otros dos millones serán para financiar los proyectos seleccionados en el proceso de presupuestos participativos.

La alcaldesa Esther Clavero enumeró algunos de los proyectos y obras que tienen previsto acometer en los próximos meses, como una operación para arreglar caminos rurales, sobre todo en las pedanías de El Fenazar, El Llano, Torrealta y La Ribera. También se contempla la creación de un parque de ocio y deportivo en el barrio San Antonio; la apertura de la calle del centro de salud Jesús Marín a la antigua carretera N-301; la construcción de vestuarios en el campo de fútbol de Altorreal; la rehabilitación de la Vía Verde; mejoras en la Casa del Cura y en el parque del barrio de Fátima; y la rehabilitación de las antiguas escuelas de Torrealta, entre otras.

Clavero subrayó que no solo habrá inversiones en vía pública, sino también se acometerán otros proyectos sobre los que podrán decidir los vecinos. La idea es que cuando los ciudadanos decidan sus propuestas, el dinero esté preparado para licitar las obras lo antes posible. La regidora remarcó que «no hay nada oscuro en el proceso, es una realidad que se puede ver en los expedientes y se van a realizar proyectos que deberían estar hechos hace mucho tiempo».

El PP rechazó la propuesta del gobierno local, que salió adelante por el voto de Clavero

El expediente salió adelante el pasado lunes gracias al voto de calidad de la regidora, ya que la primera votación terminó en tablas, 12 a favor y 12 en contra. El PP se opuso, entre otros motivos, porque «no están respetando el proceso de presupuestos participativos», según su portavoz, Sonia Carrillo, quien adujo que podría darse la circunstancia de que haya que destinar más dinero a amortizar deuda del que obliga la ley, si no se adjudican proyectos de obras en la vía pública antes del 31 de diciembre.

La edil popular precisó que muchos de ellos tendrán que pasar por Pleno para las pertinentes modificaciones presupuestarias. Carrillo llamó «incompetente» al Ejecutivo por retrasar el proceso de presupuestos participativos. También denunció «su falta de transparencia», ya que no se ha convocado la Junta Local de Participación Ciudadana. Y recordó que su grupo presentó una iniciativa para invertir con presupuesto ordinario en instalaciones deportivas en Altorreal, pero fue rechazada.

El concejal de Participación Ciudadana, Pedro Jesús Martínez, replicó que la junta se ha convocado para el 4 de septiembre. Este edil, de Cambiemos Molina, criticó su desconocimiento, en el que ya se han decidido las 150 propuestas que se someterán a votación el 28 de septiembre, y le recordó que más de un millar de personas han participado en las asambleas de priorización. «Me parece preocupante que el PP nos quiera dar lecciones de transparencia cuando su Gobierno regional ha atacado directamente al Consejo Regional de la Transparencia», indicó Martínez.

El concejal de Hacienda, el socialista José de Haro, defendió las obras que se van a acometer gracias al remanente positivo, acusando a los populares de «no haber invertido nada en instalaciones deportivas o en polígonos industriales en sus años de gobierno». Y el edilno adscrito, Miguel Ángel Rodríguez, también intervino en el debate para congratularse de que haya aumentado el remanente positivo de tesorería gracias a la mejora de la situación económica. El exedil del PP pidió que esa mejora económica se traduzca también en una bajada de impuestos y tasas para los vecinos de Molina de Segura.

Ausencia de Carbonell

Antes de debatir este expediente, se dio conocimiento de la renuncia de María Purificación Carbonell como edil de Cambiemos. La concejal saliente no estuvo en la sesión. Tanto la alcaldesa, como los portavoces de PP y Cambiemos, Sonia Carrillo y Fernando Miñana, respectivamente, tuvieron palabras de agradecimiento hacia Carbonell. Su sustituto será Juan Alcaide, número 5 en la candidatura vinculada a Podemos y expresidente del Heredamiento de Molina, que tomará posesión en septiembre y asumirá el área de Medio Ambiente.

Fotos

Vídeos