Carbonell se va «porque se ha demostrado que no somos el gobierno del cambio»

La edil de Cambiemos deja la Corporación y arremete contra el PSOE porque es «una continuación de las políticas 'peperas'»

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

La edil de Cambiemos Molina Maru Carbonell ha renunciado a su acta por «coherencia», según indicó ayer. «Cuando entramos al gobierno con el Partido Socialista, pensamos que íbamos a ser el gobierno del cambio, pero se ha demostrado todo lo contrario», remarcó la edil responsable de Medio Ambiente. A su juicio, no existe un modelo de cambio «y yo no estoy para bailarle el agua a nadie», apostilló.

Por tanto, desmiente que se marche por razones personales, como comunicó su propio partido en una nota de prensa. «Otra de las cosas por las que estoy muy enfadada es por sacar esa nota de prensa desde mi partido», señala. Carbonell indicó que «ya les dije que hasta que no se hiciera de facto mi dimisión, no tendrían por qué sacar ninguna nota; ya la consensuábamos y ya la sacaríamos», señaló contrariada.

Cambiemos Molina comunicó a media mañana de ayer que Carbonell «ha presentado el escrito de renuncia a su acta de concejal». La nota añade que «de esta manera da por finalizada su etapa en la política institucional y vuelve a su puesto de trabajo como maestra en la enseñanza pública. La concejal ha alegado razones personales para volver a su anterior puesto de trabajo».

En el referido comunicado, Fernando Miñana, portavoz de Cambiemos, agradece su labor, primero como concejal de la oposición y después al frente del área de Medio Ambiente durante más de un año. «En Podemos demostramos que no somos políticos profesionales, que estamos en política para servir a la gente durante un periodo de tiempo determinado y después volvemos a nuestra vida profesional», resaltó.

Sin embargo, la edil saliente aclaró que no se marcha por motivos personales; en todo caso, lo hace «por ética personal porque no estoy de acuerdo con las políticas que está haciendo el PSOE, ya que son una continuación de las políticas 'peperas' de Eduardo Contreras».

La concejal de la formación morada pone el ejemplo del acuerdo alcanzado en la empresa de servicios comunitarios Sercomosa con el socio privado, Acciona. «Me parece una gran estafa», sostiene. Con dicho acuerdo, según ella, no existen perspectivas de que pueda bajar la tarifa del agua, «una de las más caras de España», critica. Otro tema que denuncia es que no se cubran las bajas en las escuelas infantiles municipales. «Eso no puede pasar en un gobierno de izquierdas», sostiene Carbonell, que confiesa sentirse «decepcionada».

La renuncia de Carbonell se hará formal en el próximo Pleno municipal. Por su parte, Cambiemos Molina ha convocado una asamblea para el próximo 26 de julio en la que dará cuenta de dicha dimisión y del proceso a seguir para cubrir el puesto vacante, de acuerdo en lo establecido en la normativa interna.

Lo que marca la ley es que el puesto de la edil saliente lo ocupe el siguiente en la lista electoral, es decir, el número 5, que era Juan Alcaide. El expresidente del Sindicato de Riegos del Heredamiento Regante de Molina adelanta que aceptará el reto y, por tanto, tomará posesión como concejal del Consistorio. Después de un tiempo apartado de la actividad social y agraria por enfermedad, Alcaide indica que se ve con fuerzas y con ganas. De hecho, ya ha tenido reuniones con la propia Maru Carbonell para conocer el funcionamiento de la Concejalía de Medio Ambiente, que será la cartera que asumirá.

Fotos

Vídeos