El Ayuntamiento cierra las cuentas del año pasado con un superávit de 7,4 millones

Molina de Segura

Destinará parte del saldo positivo a amortizar deuda, que se prevé reducir a 12,6 millones a finales de año

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

El Pleno dio cuenta ayer de la liquidación presupuestaria de 2017, que muestra un saldo positivo de tesorería de unos 7,4 millones de euros; una cifra similar a la obtenida el año anterior. Así lo puntualizó el edil de Hacienda, José de Haro. Una parte sustancial del superávit se destinará a amortizar deuda (unos tres millones). «Está previsto que siga reduciéndose a lo largo del presente año», indicó. A fecha de hoy, la deuda es de 13,6 millones y las previsiones del área económica municipal apuntan a una reducción de otro millón, situándose a finales de 2018 en 12,6 millones de euros.

El resto podrá utilizarse para realizar actuaciones financieramente sostenibles. Además, el Ministerio de Hacienda autorizó la pasada semana otro tipo de inversiones, pero el Consistorio aún no ha decido en qué proyectos va a invertir el nuevo remanente.

El Ayuntamiento contrajo un préstamo de tres millones, pese a tener superávit del ejercicio anterior. «La razón fundamental es que hay que tenemos que ajustarnos a las reglas de juego que marca el Ministerio», apunta el concejal. Este crédito, que fue muy criticado por el PP desde la oposición, servirá para acometer la construcción de dos nuevos pabellones deportivos, la creación de un recinto ferial y empresarial -en el solar que ocupaba la desaparecida empresa Cartonajes la Huerta- y la adquisición del antiguo local de Correos, en el Paseo Rosales, cuyo objetivo es que sea un lugar destinado a dependencias municipales.

El equipo de gobierno baraja la construcción de dos pabellones deportivos y un recinto ferial y empresarial

Descenso de la delincuencia

Por otra parte, la Junta Local de Seguridad celebró ayer una reunión, copresidida por la alcaldesa, Esther Clavero, y la secretaria general de la Delegación del Gobierno en la Comunidad, María José Navarro. Según apuntaron, «se ha constatado un descenso de la tasa de delincuencia en el último año». En el encuentro se realizó un análisis de la seguridad ciudadana en las urbanizaciones y pedanías. Navarro apuntó que «los datos facilitados por el Cuerpo Nacional de Policía indican que durante el último año continúa la tendencia descendente de las infracciones penales en Molina».

Estas cifras, junto a un aumento de la eficacia policial, «son consecuencia de la colaboración y coordinación existente entre el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local», indicó. «Sigue en marcha un operativo para prevenir robos y hurtos en las zonas del campo», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos