La Verdad

El Consistorio reclama un pediatra para el consultorio de El Llano y más protección para los sanitarios

La edil, en el centro, con el alcalde pedáneo y las sanitarias.
La edil, en el centro, con el alcalde pedáneo y las sanitarias. / LV
  • Solicitan a la Consejería de Sanidad un mayor esfuerzo ante el aumento de la población, así como seguridad para el trabajo de los facultativos

La concejal de Salud Pública, Esther Sánchez, anunció que el Ayuntamiento de Molina de Segura va a formalizar una petición a la Consejería de Sanidad para que se preste un servicio de pediatría en El Llano, debido a la demanda existente en la pedanía, donde están empadronados ya más de 2.000 habitantes.

Precisamente, la edil socialista, acompañada por personal de su departamento, se reunió hace unos días con el alcalde pedáneo, Martín Hurtado; la médico del centro de salud periférico de la zona, Isabel Pérez; y la enfermera, Carmen Rocamora, para conocer de primera mano la situación en la que se encuentra dicho centro. En pedanías similares, como Ribera o Torrealta, se está prestando el servicio desde hace tiempo, algo que no ocurre en El Llano, donde ha habido un aumento de la población joven en los últimos años y, por consiguiente, también han aumentado los nacimientos, según ha indicado Sánchez.

La edil del área, a propuesta de los profesionales sanitarios y del alcalde pedáneo, también pedirá al Servicio Murciano de Salud la contratación de un administrativo para atender las citas médicas que, a fecha de hoy, atienden la médico y la enfermera del consultorio.

Esther Sánchez reclamará, igualmente, más seguridad en el consultorio de esta pedanía. Recientemente, tuvo lugar un incidente en el que un paciente se mostró agresivo con la médico del centro y arremetió contra parte del mobiliario. «No es aceptable y es inconcebible que sucedan estas situaciones, faltando al respeto a una profesional sanitaria, y esto ocurre por la falta de seguridad que sí existe en los centros del casco urbano, pero aquí no», manifestó Sánchez, tras reunirse con los representantes de la pedanía. La edil admitió que «no se puede trabajar en estas condiciones, ya que no es la primera vez que ocurren este tipo de altercados», remarcó.