La Verdad

«Salimos huyendo del tiroteo por la cocina de una hamburguesería»

vídeo

Imagen captada por Sergio momentos después del tiroteo cuando fueron trasladados a la pista.

  • Los disparos de un exsoldado hispano en el aeropuerto de Florida sorprenden a dos vecinos, que ahora intentan recuperar el equipaje para regresar mañana

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

«Salimos huyendo del caos por la cocina de una hamburguesería cuando se produjo el tiroteo». Así describe el molinense Sergio Serrano, todavía con el susto en el cuerpo, lo vivido el viernes en el aeropuerto internacional Fort Lauderdale de Florida, cuando un exsoldado hispano, veterano de la guerra de Irak y con problemas mentales, abrió fuego contra la multitud en la terminal y dejó cinco muertos y seis heridos. En medio de la confusión, Sergio y su amigo Antonio Javier Mondéjar, también de Molina, trataron de ponerse a salvo, al igual que miles de pasajeros presos del pánico por las escenas y el desconcierto reinante.

Ambos jóvenes no olvidarán nunca los momentos de tensión sufridos en la terminal 2 de esta pequeña ciudad de Fort Lauderdale, que se encuentra a unos 50 kilómetros al norte de Miami, justo cuando iban a coger un avión que tenía que hacer escala en Atlanta, para traerles de vuelta a Madrid, después de disfrutar de las vacaciones navideñas en Estados Unidos. «Hubo hasta tres estampidas», indica Sergio, en conversación telefónica con 'La Verdad', que señala que «en medio de aquella situación caótica, acabamos en la pista de aterrizaje de la zona para 'jets' privados, custodiados por agentes del FBI, donde permanecimos hasta que se recuperó la normalidad».

Durante toda la tarde y la noche del viernes el aeropuerto se mantuvo cerrado, y como ellos, cientos miles de personas quedaron retenidas por las autoridades en el terminal, hasta que fueron trasladadas. «Nos llevaron a todos al puerto marítimo de Fort Lauderler, donde Cruz Roja nos dio techo y comida», aclara Sergio, que trabaja para un servicio de prevención de riesgos laborales. Por su parte, Javier lo hace de comercial en una empresa de alimentación.

Una vez pasadas las primeras horas, en la que se sintieron muy solos, la jornada de ayer fue ya más tranquila. Así, la dedicaron a tratar de recuperar su equipaje, así como intentar tramitar lo antes posible su regreso a España, una vez reanudado las operaciones en el aeropuerto. El hecho de que Sergio conservara su documentación, así como la cartera con dinero y tarjetas, les permitió afrontar el problema con menos inquietud. De hecho, aseguró que ya han conseguido vuelo para viajar mañana con la compañía Delta Airlines, la misma con la que tenían previsto hacerlo el viernes, a las 13.30 horas, y que finalmente no se realizó por el incidente ocurrido minutos antes, a las 12.55 horas, justo cuando iban a embarcar.

Sergio y Antonio Javier fueron atendidos ayer «de 10» por el cónsul español en Miami, según sus propias palabras, que les ofreció toda su ayuda y les garantizó la documentación para poder salir del país, aunque sus equipajes sigue aún custodiados por la Policía en la terminal. También la aerolinea les entregó cheques para el hotel, transporte y comida.