La Verdad

El PP percibe inestabilidad municipal al irse Cambiemos de una mesa de contratación

  • El PSOE defiende el proyecto de un gobierno local plural, al que los populares «no están acostumbrados»

Donde el PP ve «inestabilidad», el PSOE y Cambiemos Molina perciben «pluralidad y coherencia». La alianza municipalista auspiciada por Podemos y Equo -entre otras fuerzas políticas- optó el lunes por levantarse de una mesa de contratación municipal para la adjudicación del suministro de energía eléctrica para los puntos de consumo de alta tensión del Ayuntamiento, que ha recaído en la compañía Iberdrola al presentar la oferta más baja.

«Nos vimos obligados a abandonarla porque en la mesa de contratación no cabe la abstención y, además, tampoco podíamos votar en contra porque el único criterio es la oferta más baja», aduce Fernando Miñana, portavoz de Cambiemos. El principal motivo que alegó es que no estaba claro el precio de cada una de las ofertas, por lo que pidieron que el expediente quedara sobre la mesa. Pero tenía que votarse, por lo que optaron por marcharse.

«No es la primera vez que lo hacemos y cuando no estamos de acuerdo en cómo se ha hecho un proceso, no votamos al no poder abstenernos», confesó Miñana. Eso sí, en la junta de gobierno celebrada ayer sí se abstuvieron porque en este órgano de decisión sí se contempla esta opción de voto. «Nosotros queremos mayor claridad en la contratación y si no lo vemos claro, nuestro voto no va a ser favorable», añadió el primer teniente de alcalde.

Sin embargo, el PP considera que «el gobierno del cambio empieza a resquebrajarse», indicó en un comunicado. Su portavoz, Sonia Carrillo, apostilló que «a las diversas rupturas de voto en comisiones y juntas de gobierno, se le suma un nuevo pulso de los concejales de Cambiemos Molina a la alcaldesa».

El precio más bajo

Carrillo denunció, en alusión a Cambiemos, «la falta de responsabilidad» al ser capaces de «manifestar su posición en contra de una licitación dentro del marco legal y respaldado por un informe técnico, solo porque no le gusta el resultado, o lo que es lo mismo, porque no quieren que Iberdrola sea la adjudicataria, a pesar de haber ganado la licitación por ofertar el mismo servicio al menor precio».

Tanto Miñana como Ángel Navarro, portavoz socialista, desmintieron a la edil popular, defendiendo la estabilidad y el proyecto político del gobierno de coalición. «Es algo a lo que el PP no está acostumbrado, es decir, a un gobierno plural y democrático, donde no se pasa el rodillo», indicó el portavoz de Cambiemos. También Navarro reivindicó la pluralidad del actual gobierno, a la vez que comprende la postura de sus socios.