Miras anuncia un plan de rescate para empresarios afectados por la crisis

Miras, en el centro, junto a José María Albarracín, presidente de Croem, y Antonio Garamendi, vicepresidente de la CEOE.
Miras, en el centro, junto a José María Albarracín, presidente de Croem, y Antonio Garamendi, vicepresidente de la CEOE. / V. Vicéns / AGM

La línea de ayudas 'Renace' que prepara la Comunidad tiene como objetivo «reducir las cargas financieras» que impiden a estos empresarios reincorporarse al mercado en condiciones de igualdad

LA VERDADMurcia

Dar una segunda oportunidad a los empresarios que quedaron por el camino como consecuencia de la crisis. Ese es el objetivo del programa de ayudas que el Gobierno regional piensa poner en marcha próximamente. «No vamos a dejar a los impulsores de estas empresas en la estacada», señaló el presidente regional, Fernando López Miras, durante su intervención en la clausura de la XXXIX Asamblea General de la patronal murciana Croem, lugar donde realizó el anuncio.

El Plan 'Renace' incluirá así actuaciones dirigidas a «aquellos empresarios y emprendedores que no pueden reemprender o incorporarse al mercado laboral en condiciones de igualdad debido a las cargas financieras que tienen», remarcó López Miras. El objetivo es «exonerar o reducir» parte de dichas cargas a aquellos que tuvieron que cerrar su negocio a causa de la recesión. Esta medida irá complementada con distintas actuaciones del Gobierno regional en un plan que será presentado a finales de julio, según indicó el presidente regional.

Durante su intervención en la Asamblea General de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem), López Miras destacó que «es justo reconocer que han sido los empresarios, a través de sus diferentes sectores y ámbitos de nuestra economía, los protagonistas de una recuperación real y efectiva que debe ser irreversible y que miles de ciudadanos y familias de la Región ya perciben en su entorno».

 El presidente resaltó que empresas, autónomos y emprendedores «han hecho que en el último año se hayan creado casi 30.000 puestos de trabajo». Remarcó que «el comportamiento de la economía regional en el primer trimestre ha sido espectacular», y subrayó que, mientras en España se crea empleo a un ritmo del 3,5 por ciento, la Región lo hace al 5 por ciento.

 López Miras recordó que la Región crece por encima de la media nacional y sus previsiones de crecimiento se han elevado pasando del 2,5 al 2,8 por ciento anual. Explicó que «es un modelo de crecimiento sano» basado en las exportaciones, que han aumentado un 30 por ciento en el primer trimestre; las pernoctaciones turísticas, que están en máximos históricos, y la producción industrial, que ha crecido un 10 por ciento.

 Además, el aumento de la confianza empresarial y del consumidor ha incrementado la inversión, el consumo y el empleo, «recuperando, en 2016, los niveles de PIB anteriores a la crisis». También avanzó que el PIB de 2017 «será el mayor de nuestra historia».

 «Estamos orgullosos de estos datos, pero no podemos caer en la autocomplacencia», dijo el presidente, quien señaló que «la exigencia debe ser aún mayor para conseguir juntos que la recuperación llegue a todos». Aseguró que ése es «el mayor reto del Gobierno» y aludió al Plan por el Empleo de Calidad acordado con los agentes sociales, con medidas muy concretas para crear empleo y mejorar su calidad, estabilidad y retribución.

 «Para aprovechar las potencialidades que tenemos es necesario continuar las reformas estructurales», dijo. Avanzó la puesta en marcha de la segunda ley de simplificación administrativa y se refirió a la bajada de impuestos y la conversión de la Región en un espacio de libertad económica atractivo para las empresas, «porque el trabajo de Gobierno y empresarios es una alianza que reporta beneficios al conjunto de la sociedad».

 Subrayó la importancia de la que las empresas se adapten a los avances tecnológicos para no perder su posición competitiva, y la necesidad de incrementar su tamaño para facilitar su internacionalización. Ante el cierre del mercado ruso o el 'Brexit', indicó que «debemos encontrar nuevos mercados» para que no frene el crecimiento de las empresas regionales. Por eso, «resulta incomprensible que haya quien cuestione el Tratado de Libre Comercio con Canadá», indicó, porque «tenemos que facilitar las cosas y no poner obstáculos en las ruedas».

En los últimos cinco años las empresas regionales han  incrementado las exportaciones más de un 30 por ciento y hay casi 5.000 empresas exportadoras que superan los 9.000 millones. Aseguró que el Gobierno va a seguir siendo «un aliado útil» en la expansión de las empresas regionales, impulsando nuevas misiones comerciales.

«Enfadado» por la falta de infraestructuras

Por otra parte López Miras, se mostró «enfadado» por la falta de infraestructuras en la Región de Murcia, como el AVE, pero ha resaltado que la mayoría de los proyectos ferroviarios, viarios y aeroportuarios estarán culminados durante esta legislatura.

«Entiendo perfectamente las reivindicaciones de Croem porque son las mías y son las mismas. A ellos les frustra y a mí me enfada», aseguró antes de su intervención en la clausura. Tras asegurar que no va a permitir que la Región y los murcianos sigan «teniendo menos oportunidades», el presidente de la Comunidad Autónoma indicó que «se están sentando las bases» para acabar con el déficit de infraestructuras en la Región respecto a otras autonomías vecinas, como Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha.

Así, López Miras detalló que el AVE «es una realidad», que las obras para su llegada a Murcia estarán concluidas antes de finales de este año, que empezará la fase de pruebas durante el primer trimestre de 2018, pero no quiso dar una fecha sobre el primer viaje porque «la realidad siempre deja al político como un mentiroso».

Además, remarcó que el aeropuerto de Corvera, que consideró «fundamental e imprescindible», está ya en licitación, que Jumilla y Yecla estarán conectadas por autovía este año y que en 2018 acabará la variante de Camarillas.

López Miras agradeció a los empresarios por estar «sacando a la Región de esa crisis que, gracias a Dios, ya es historia en muchos sectores», y ha recordado que la previsión de crecimiento económico es del 2,8%, «superior a la media nacional».

Solución nacional y solidaria al problema del agua

Entre otras cuestiones que calificó como «esenciales» en el desarrollo de la Región, López Miras se refirió también al agua y a la necesidad de que la Región cuente con «una voz única que no sólo busca la defensa de esta tierra, sino la supervivencia de toda nuestra nación».

«La sequía no entiende de regiones, ni de límites de cuenca», subrayó. «Encontraremos la solución cuando toda España entienda que la sed del campo murciano es de todos y no sólo nuestra», y cuando «se atienda nuestra exigencia de un acuerdo nacional del agua como solución vertebradora y solidaria».

Por eso, dijo, «los trasvases, que son absolutamente necesarios, son solamente una pieza en un engranaje mucho mayor». El presidente aseguró que «si matan el campo murciano estarán condenando al hambre a muchas generaciones de personas que viven muy lejos de aquí» y, por lo tanto, «nuestro problema también es el suyo».

«Hubo quien dudó de que exigiésemos medidas extraordinarias y las hemos logrado; hubo quien dudó de que se recuperase el Mar Menor y está en vías de conseguirse», resaltó el presidente, quien invitó a todos «a sumarse a una voz, que es la de toda la Región, para demandar un Pacto Nacional que dé soluciones definitivas al problema del agua».

Un Gobierno «de hechos, no de palabras»

El presidente de la Comunidad indicó que el Gobierno regional está trabajando para culminar un proceso de desarrollo de las infraestructuras de comunicación «que ha durado demasiado y que ha agotado la paciencia de más de uno. La mía, la primera», añadió.

«Pero hoy no voy a mirar hacia atrás, ni a justificar fechas en base a los obstáculos que se han puesto en el camino», afirmó. Se refirió al Corredor Mediterráneo, y señaló que «queremos ver avances, resultados, fechas y compromisos» de una infraestructura «imprescindible para el conjunto de España y para unas regiones que representan casi el 50 por ciento del PIB nacional».

En este sentido, recordó que Cartagena acogerá en julio una reunión del Foro Región de Murcia Corredor Mediterráneo a la que asistirá el coordinador nacional del Corredor, Juan Barios, para conocer la situación de los proyectos y obras de esta infraestructura en la Región y adquirir compromisos.

En los mismos términos se refirió a las zonas de actividades logísticas de Murcia y Cartagena, o la llegada del AVE a Murcia, Cartagena y después a Lorca, así como la variante de Camarillas, «que deben culminar cuanto antes», subrayó. «Mi Gobierno no es el de las palabras, sino el de los hechos», dijo el presidente, quien añadió que «hay un millón y medio de personas que esperan de nosotros valentía, decisión y fuerza para ofrecerles soluciones».

Se refirió a la capacidad de abordar esos retos «desde el diálogo y la unión leal de todos los murcianos» y aseguró que «hay que ser honrado en los planteamientos, eficaz en las soluciones y estar comprometido con las personas». Por eso, dijo, «mi compromiso es el de dar un paso al frente, convencido de que juntos somos capaces de todo».

Fotos

Vídeos