Miquel Roca compara la crisis de Europa con la caída del Muro de Berlín

Miquel Roca, junto al presidente López Miras, el exrector Roca y el consejero Pedro Rivera, en la plaza del Teatro Romea./Nacho García / AGM
Miquel Roca, junto al presidente López Miras, el exrector Roca y el consejero Pedro Rivera, en la plaza del Teatro Romea. / Nacho García / AGM

El abogado y uno de los 'padres' de la Carta Magna remarca que el problema catalán «solo podrá resolverse dentro de la Constitución»

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

El abogado y expolítico Miquel Roca, uno de los 'padres' de la Constitución Española, señaló ayer en Murcia que considera fruto de «la ignorancia» el argumento de que es necesario acabar con el Régimen del 78, lo que «no impide que se proponga, si se considera necesario, una reforma de la Constitución. Pero condenar el Régimen es una frivolidad». Roca realizó estas declaraciones antes de pronunciar, en el salón de actos de Cajamar, la conferencia 'Europa, ¿un proyecto de crisis?', con la que el jurista abrió el curso de la Fundación Mariano Ruiz-Funes.

Roca inició su intervención advirtiendo de que «esa crisis simula la caída del Muro de Berlín, cuando se hicieron patentes el entusiasmo y la presión que generó afrontar nuevos retos. Fue un cambio sustancial que obligó, por ejemplo, a asumir a la antigua Alemania, además dividida en dos en tantos aspectos».

El acto estuvo organizado por la Universidad de Murcia (UMU), la Comunidad Autónoma y el Colegio de Abogados de Murcia. El presidente regional, Fernando López Miras, ejerció como anfitrión y alabó el compromiso con la democracia del ponente, considerado uno de los siete 'padres' de la Carta Magna, y su destacada trayectoria en la confección de la Constitución Española de 1978. En aquellos años era Roca representante de Minoría Catalana.

El jurista pronuncia una ponencia para abrir el curso de la Fundación Mariano Ruiz-Funes

Preguntado sobre su valoración del desafío separatista, bromeó al señalar que se consideraba un «resto arqueológico» de la política, aunque remarcó que «el problema solo puede solucionarse dentro de los cauces de la Constitución». En este sentido, incidió en que «cualquier cosa que se plantee debe estarlo dentro» de la Carta Magna.

El jurista también alertó de los dos peligros que amenazan a Europa. El primero de ellos es la crisis económica. Y el segundo, la capacidad de defensa de los ciudadanos, quienes la ponen en tela de juicio. «Quieren verse protegidos y, en esta materia, tanto los euroescépticos como los abiertamente beligerantes van adquiriendo en los últimos años unas posiciones muy fuertes», señaló Miquel Roca.

Numeroso público escuchó en del salón de Cajamar la ponencia del abogado, quien manifestó su satisfacción por regresar a Murcia.

Fotos

Vídeos