El ministro pone el Corredor Mediterráneo de ejemplo de unidad frente al separatismo

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar; Dimas Gimeno (El Corte Inglés), Juan José Bruguera (Colonial), Juan Roig (Mercadona), José Ignacio Goirigolzarri (Bankia) y el presidente valenciano, Ximo Puig, en primera fila, durante la clausura del acto en el recinto ferial de Ifema. / Martínez Bueso / AGM

«Estamos en el mismo tren», subrayó De la Serna, quien dijo que esta infraestructura será el motor de la economía española durante décadas

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

La clase empresarial dio ayer un ejemplo de total unidad alrededor del Corredor Mediterráneo en un acto celebrado en Ifema, en Madrid, como colofón a la campaña iniciada a principios de año para impulsar esta infraestructura. La unidad en torno a este eje que vertebra Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña fue la antítesis del desafío separatista, que sobrevoló en el acto empresarial, aunque fue el ministro Íñigo de la Serna quien se encargó de subrayarlo en el acto de clausura. «Este acto tiene una significación especial debido al momento en el que estamos», dijo en referencia al desafío separatista. «Algunos han decidido poner en riesgo la unidad del país y acabar con la soberanía nacional y con nuestro marco de convivencia, que ha dado las mejores cuotas de bienestar. El Corredor Mediterráneo representa, por el contrario, lo que nos une y nos vertebra. Un futuro de progreso y de nuevas oportunidades. Este proyecto es esencial para el país y este acto ayuda mucho».

Recalcó el «firme compromiso» del Gobierno de España con el Corredor. «Estamos en el mismo tren. De todas las infraestructuras que tenemos en marcha, esta es la más importante porque es la que debe servir de motor de nuestro país en las próximas décadas. Mejora sustancialmente nuestra competitividad», añadió. El Ministerio y Adif, dijo, han desbloqueado el proyecto y todos los tramos tienen un grado de avance.

Delante de toda la clase empresarial y del presidente de la Región, Fernando López Miras, el ministro aludió a las obras del AVE en Murcia. «Vamos a construir el soterramiento pese a algunos mensajes que distorsionan la realidad. Y lo vamos a hacer lo más rápido posible». El ministro informó, por otra parte, de que mañana acudirá de nuevo a Murcia para inaugurar la autovía Jumilla-Yecla, cuyos trabajos se han acelerado para ponerla en servicio lo antes posible y facilitar las comunicaciones por carretera con la Comunidad Valenciana y con el resto del Arco Mediterráneo.

El ministro de Fomento viajará mañana a la Región para inaugurar el tramo de autovía entre Jumilla y Yecla

De la Serna ofrece todo el compromiso para finalizar esta infraestructura ante el 'lobby' empresarial, incluido el catalán

El titular de Fomento insiste en que el soterramiento del AVE a Murcia se ejecutará con la mayor celeridad

La Plataforma Pro Soterramiento también asistió al acto para reivindicar el baipás de mercancías

Los países de Europa que recorre esta vía a través de 3.500 kilómetros concentran el 66% del PIB de toda la UE

Acelerar la inversión

El mayor 'lobby' empresarial constituido hasta ahora en España para impulsar la construcción de esta infraestructura logró ayer el objetivo que se había marcado: acelerar la inversión y lograr el compromiso definitivo de Fomento. Esta iniciativa cuenta con una destacada participación de empresas y entidades catalanas, entre ellas Freixenet, la patronal Fomento del Trabajo Nacional y el Círculo de Economía de Barcelona, cuyos dirigentes acudieron a una cita que reunió a unos 2.000 representantes del mundo económico y social de toda España, entre ellos una nutrida embajada de miembros de la patronal Croem, cámaras de comercio y colegios profesionales. Además del presidente López Miras, asistió su homólogo de la Comunidad valenciana, Ximo Puig, así como la presidenta del Parlamento murciana, Rosa Peñalver. También estuvieron presentes varios miembros de la Plataforma Pro Soterramiento, que reivindicaron en esta ocasión un baipás para los trenes de mercancías.

La Región de Murcia es el eslabón más débil del Corredor, que vio ayer realzado su papel como uno de los principales proyectos de cohesión de España y Cataluña.

La parada final

La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), promotora de esta iniciativa, puso el colofón, la parada final, al 'road show' que ha recorrido este año La Encina, Tarragona, Murcia y Almería, con una progresiva capacidad de atracción empresarial y social. La convocatoria tuvo una respuesta masiva en la Institución Ferial de Madrid, donde asistieron además representantes de sindicatos, universidades y organizaciones cívicas y deportivas, entre ellos Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español.

Por la parte empresarial acudieron Juan Roig, presidente de Mercadona; Vicente Boluda, responsable de este 'lobby'; los dirigentes de la CEOE, Juan Rosell, y de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, que es además dueño del Grupo Freixenet, así como de las patronales y cámaras de comercio de gran parte del país. Entre los líderes empresariales destacaban José Ignacio Goirgolzarri, de Bankia; Luis Aires, de BP; Juan José Bruguera, de Colonial; Clemente González, de Aliberico; Javier Seoane, del Círculo de Empresarios; e Ignacio Ferrero, de Idilia. Todos ellos coincidieron al poner en valor este eje estratégico para la vertebración territorial, la competitividad y las exportaciones. Los empresarios recordaron que el Corredor permitirá conectar la red logística y portuaria del Arco Mediterráneo con el resto de Europa, donde el puerto de Cartagena jugará un papel relevante. Las regiones que atraviesa este eje ferroviario concentran el 45% del PIB, el 47% del tejido productivo y el 46% del empleo. A nivel europeo, los países que recorre esta infraestructura -3.500 kilómetros hasta Hungría- suman el 66% del PIB total.

Más

Fotos

Vídeos