Un Mar Menor «en ebullición»

Playa de Los Nietos, el pasado día 3 de agosto. /Pablo Sánchez / AGM
Playa de Los Nietos, el pasado día 3 de agosto. / Pablo Sánchez / AGM

La laguna salada «sigue recuperándose» a pesar de mantener una temperatura media de entre 29 y 31 grados en las últimas dos semanas, «algo nunca visto», según el consejero de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, Javier Celdrán

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

El Mar Menor "sigue recuperándose poco a poco" y está "aguantando bien" la ola de calor de las últimas semanas, aseguró este martes el consejero de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, Javier Celdrán, que dejó claro que este asfixiante fenómeno estival, conocido ya como 'Lucifer', "es un caldo de cultivo para el desequilibrio del ecosistema, no solo en el Mar Menor, sino en todo el Mediterráneo. La consecuencia directa del aumento del mercurio es el incremento de la temperatura media del agua en la laguna salada, hasta alcanzar entre 29 y 31 grados en las últimas dos semanas. "Algo nunca visto durante tanto tiempo, aunque en 2015 tuvimos picos de 33 grados", observó Celdrán, que se refirió al "punto de ebullición del humedal" y que también reconoció que se ha visto afectada "la transparencia, aunque los niveles de clorofila continúan estables y siguen siendo de los más bajos de la serie histórica". No obstante, el consejero quiso recalcar que las aguas del humedal "son excelentes para el baño, como certifican todos los análisis de Sanidad".

Celdrán, que estuvo acompañado en rueda de prensa por el director general del Mar Menor, Antonio Luengo, y por el profesor e investigador de la Universidad Politécnica de Cartagena, Javier Gilabert, afirmó además que la entrada de nitratos a la laguna salada se ha reducido "drásticamente". Concretamente, cifró Gilabert, "un 75%, y actualmente estamos por debajo de la tonelada diaria". El objetivo del Ejecutivo regional es el vertido cero, por lo que la Comunidad "incrementará la vigilancia para controlar los vertidos en coordinación con la Delegación del Gobierno", aseguró Celdrán.

Respecto a la recuperación de la flora y la fauna, Gilabert y Celdrán aseguraron que "la vegetación está recuperándose en las zonas más profundas", aunque la acumulación de fango presenta un desafío para la regeneración, sobre todo en verano. Proliferan "pepinos de mar y pequeñas caracolas", además de "medusas, que son muy buenas para la recuperación de la laguna saluda pero molestas para los bañistas, por lo que hace semanas colocamos redes para evitar que llegaran a las playas". Celdrán también quiso destacar que la recuperación de la laguna salada "es cosa de todos".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos