Medio Ambiente no aclara en el juzgado por qué permitió regadíos en la zona sur del Mar Menor

Juan Madrigal de Torres e Inmaculada Ramírez Santigosa, ayer, llegando a los juzgados de Cartagena.
Juan Madrigal de Torres e Inmaculada Ramírez Santigosa, ayer, llegando a los juzgados de Cartagena. / Pablo Sánchez / AGM

El director general y la exsubdirectora de Evaluación Ambiental declaran como testigos en la investigación por los vertidos en Mar de Cristal

MIGUEL ÁNGEL RUIZ

La titular del juzgado número dos de Cartagena sigue tratando de encontrar la aguja en el pajar: poner nombre y apellidos a los responsables de los vertidos e inundaciones que sufre periódicamente Mar de Cristal, y que el fiscal achaca a la transformación de terrenos para cultivos de regadío sin autorización, con alteración de pendientes y desvíos de ramblas en la zona sur del Mar Menor, entre Los Nietos y Playa Honda. Un caso en el que ya hay diecisiete imputados -entre empresas agrícolas y propietarios de fincas- por presuntos delitos contra la ordenación del territorio, el medio ambiente, el patrimonio histórico y la usurpación de aguas.

En la investigación de este asunto -la primera causa penal abierta por la contaminación del Mar Menor, impulsada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y dos afectados a título particular-, ayer acudieron a declarar como testigos el director general de Medio Ambiente, Juan Madrigal de Torres, y la ex subdirectora general de Calidad y Evaluación Ambiental, Inmaculada Ramírez Santigosa.

Dos testimonios oficiales que sin embargo no fueron del todo coincidentes, según informan a 'La Verdad' fuentes cercanas a la investigación. Juan Madrigal aseguró que no tuvo conocimiento de la situación de estos regadíos hasta octubre de 2015, y detalló todas las medidas adoptadas en el último año para revertir la degradación del Mar Menor. Inmaculada Ramírez, por su parte, se ratificó en un informe anterior en el que defendió que esa actividad agrícola precisaba de una evaluación de impacto ambiental que nunca se hizo ni se exigió por parte de la Comunidad Autónoma.

La funcionaria informó de que se había pedido al Ayuntamiento de Cartagena que actuase, en virtud de una modificación legal que faculta a las administraciones locales a autorizar cultivos. Y recordó que el Consistorio archivó un expediente sancionador por las canalizaciones que derivan vertidos de lodo hacia las urbanizaciones ribereñas en días de lluvias torrenciales.

Juan Madrigal de Torres e Inmaculada Ramírez también fueron interrogados por los terrenos del Parque Regional de Calblanque en los que se practica la agricultura intensiva, y que Ecologistas en Acción considera «roturaciones» para poner en marcha regadíos «no autorizados». Ante la visión de fotos y vídeos de grandes extensiones de cultivos bajo plástico en ese espacio protegido del litoral de Cartagena, el director general de Medio Ambiente defendió el informe de sus técnicos que documenta esa actividad desde hace al menos treinta años, aunque admitió sentirse «sorprendido». La ex subdirectora general dijo desconocer si esas plantaciones necesitan de evaluación ambiental, y admitió que han causado conflictos.

Fotos

Vídeos