Más de 150 médicos del SMS superan los 100.000 euros de sueldo anual

Los diez profesionales mejor pagados le cuestan al sistema público más de 1,3 millones de euros al año

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

156 médicos del Servicio Murciano de Salud (SMS) superan los 100.000 euros brutos de sueldo anual, según un informe realizado por la compañía auditora Deloitte al que ha tenido acceso 'La Verdad'. En total, esta élite profesional -una minoría entre los 5.143 facultativos que trabajan para el SMS- cobra al año 17,3 millones de euros brutos, de los que 1,3 millones se concentran en las nóminas de los diez médicos que encabezan el 'ranking'. La auditoría, relativa a las cuentas de 2015, revela que el facultativo mejor pagado de la sanidad pública regional cobró ese año 143.521 euros brutos, más de 11.000 euros mensuales. Para contextualizar el tamaño de estas nóminas hay que tener en cuenta que el salario de un médico adjunto en un hospital del SMS es de 48.171 euros brutos anuales (sin contar complementos variables y antigüedad).

En general, los sueldos de los 156 profesionales mejor retribuidos de la sanidad regional se explican por los abultados pagos en complementos variables: guardias, horas extraordinarias (peonadas) o atención continuada. En algunos casos, esos suplementos superan la mitad de sus salarios. En otros, suponen entre el 37% y el 45% del total. El informe recoge exclusivamente los emolumentos que reciben estos médicos en el SMS. No se especifica si, aparte, algunos de ellos realizan también actividad privada, lo que supondría que sus ingresos serían todavía mayores.

En todo caso, el SMS no distingue, a la hora de abonar las nóminas, entre quienes trabajan en exclusiva para la sanidad pública y quienes compaginan su puesto con la privada: todos cobran lo mismo gracias a un complemento que se ideó 'ad hoc' para compensar a quienes se venían obligados a renunciar a parte del complemento específico (de exclusividad). Como adelantó 'La Verdad', el Gobierno central está en estos momentos negociando con el Ejecutivo regional la modificación de esta situación, al entender que vulnera la normativa.

El precio de las guardias es el más alto de España fruto de los acuerdos entre el Sindicato Médico y el gobierno de Valcárcel

La auditoría de Deloitte, sin embargo, no entra en este aspecto. Se centra en lo que considera un coste excesivo de los complementos variables. El informe recuerda que el precio de las guardias médicas en el SMS es el más alto de España: 29,57 euros brutos la hora en fines de semana y festivos, y 26,61 en días laborables. La media nacional se supera en 5 euros la hora. Resulta llamativa la comparación con comunidades autónomas con niveles de vida muy superiores a Murcia. Así, los médicos madrileños cobran 7,5 euros brutos menos por hora que sus homólogos murcianos durante las guardias de festivos y fines de semana. Los catalanes, 1,8 euros menos.

Esta situación es fruto de los acuerdos alcanzados en 2007 entre el Gobierno de Ramón Luis Valcárcel y el Sindicato Médico, que por aquel entonces gozaba de relaciones privilegiadas con San Esteban. En solo un año, el gasto en retribuciones variables se incrementó en el SMS en 49,7 millones de euros, lo que representó un aumento del 51%.

Después llegó la crisis y la asfixia financiera del Servicio Murciano de Salud. La plantilla, incluidos los médicos, sufrió los recortes. Se precarizó el empleo -con bolsas cada vez mayores de interinos y eventuales-, se redujeron las sustituciones y se retuvieron pagas extra. Pero el Sindicato Médico consiguió que el precio de las guardias se mantuviese pese a los intentos por reducirlo. En su informe, los auditores vuelven a sugerir un recorte, y cifran en 5,3 millones de euros anuales el ahorro que supondría para el SMS situar el precio de la guardia en la media nacional. También el Tribunal de Cuentas aboga por esta equiparación.

Los fuertes aumentos del gasto sanitario no se han acompañado de una mejora en un indicador básico de calidad: las listas de espera

El debate sobre las condiciones salariales de los médicos murcianos ha sido recurrente en los últimos años. En ocasiones se ha asegurado, incorrectamente, que son los profesionales mejor pagados de España, confundiendo el precio de las guardias con el conjunto del salario. Hay diferentes informes al respecto. Según un estudio del Sindicato Médico de Navarra de 2013, los facultativos de la Región son los cuartos mejor pagados de España, con un salario medio de 58.777 euros brutos anuales.

El número de pacientes en cola para el quirófano aumentó un 125% entre 2002 y 2015; la lista para pruebas quirúrgicas se disparó un 178%

Sin embargo, un reciente trabajo de la consultora de recursos humanos Adecco señaló que los médicos especialistas murcianos, con 40.911 euros al año, son los que menos cobran de España. Las cifras de este informe no se corresponden, en todo caso, con las retribuciones del personal estatutario recogidas en el Boletín Oficial de la Región (Borm). La auditoría de Deloitte refleja que el gasto en el capítulo de personal del SMS creció un 139% entre los años 2002 y 2015, al pasar de 414 millones de euros a 990. Esto se explica fundamentalmente por el refuerzo de las plantillas en los años previos a la crisis. Desde que la Comunidad asumió las competencias sanitarias en 2002, se invirtió en nuevos hospitales y centros de salud, lo que llevó a la contratación de más personal. En concreto, de una plantilla de 12.812 profesionales se pasó a 20.422 en 2011. A partir de ahí empezaron los recortes, de forma que en 2015 el SMS contaba con 19.515 trabajadores.

Pero el informe apunta también a que el acuerdo que en 2007 permitió subir el precio de las guardias, justo en puertas de la recesión, contribuyó a descolocar las cuentas. En cualquier caso, los mayores aumentos no se han producido en el capítulo de personal, al menos en términos proporcionales. Así, en aprovisionamientos -donde se incluye la factura farmacéutica- se produjo un incremento del gasto del 187% entre 2002 y 2015, al pasar de 178 millones de euros anuales a 513 una década después. En servicios exteriores, el aumento ha sido del 175%.

La auditoría recoge un dato especialmente preocupante. La escalada imparable del gasto no ha supuesto una mejora en un indicador básico de la calidad asistencial: las listas de espera. Así, el número de pacientes en lista quirúrgica se disparó un 125% entre 2002 y 2015, mientras en pruebas diagnósticas el salto fue del 178%.

Más

Fotos

Vídeos