Los vecinos de Camposol denuncian «aguas negras» estancadas en Las Moreras

Imagen de las aguas estancadas en Las Moreras. / AVC

El Ayuntamiento niega que se trate de vertidos y anuncia una inversión de 290.000 euros en la red de saneamiento

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Para ser ingleses emplean un adjetivo muy español para definir el olor que emana de la rambla de Las Moreras: «Apestoso». La Asociación de Vecinos de Camposol (AVC) ha presentado un escrito al Consistorio de Mazarrón denunciando la presencia de aguas negras estancadas en el cauce de la citada rambla. El colectivo vecinal achaca la situación a la «deficiencia de mantenimiento» de la red de saneamiento y alcantarillado de la macrourbanización, y critica la «falta de concienciación del Ayuntamiento por permitir que esta situación continúe desde antes del 2011 sin tomar medidas».

Los afectados apoyan sus críticas en el informe que la Junta de Gobierno aprobó en enero de 2011, en el que técnicos de Sanidad, Medio Ambiente y Obras Públicas alertaban de que «la totalidad de los bombeos se encuentran generando vertidos de aguas residuales sin depurar a la rambla de Los Tollos (bombeo sector A) y a la rambla de Las Moreras (bombeo sector C y D)». El informe lo achacaba a que la depuradora había sido abandonada por la promotora y la estación de bombeo carecía de suministro eléctrico, por no pagar las facturas.

Los técnicos consideraban que se debían tomar medidas «de una manera inmediata para evitar accidentes y problemas contra la salud pública». La Junta de Gobierno acordó desposeer a la promotora de su condición de urbanizadora y en el plazo de dos meses diseñar desde el Consistorio «un modelo de gestión global para la urbanización Camposol, que garantice la correcta prestación de los servicios municipales».

Seis años después, la Asociación de Vecinos de Camposol se queja de que ha tenido que presentar un escrito reclamando al Ayuntamiento «acciones inmediatas» en la red de saneamiento para «paliar el peligro de contaminación y enfermedades». Los vecinos, en su escrito, también alertan del «deterioro» que sufre el puente sobre la rambla de Las Moreras, desde el que se divisa el agua estancada. Esta infraestructura conecta los sectores C y D y la riada de 2012 lo destrozó dejando aislados a 3.000 vecinos. La asociación teme que tras su reparación la situación se vuelva a repetir porque la estructura presenta grietas, agujeros y una farola se ha desplomado. Por ello piden que el puente sea arreglado.

Desde la alcaldía indicaron ayer que se ha inspeccionado la rambla de Las Moreras y «no hay vertido de agua residual». El origen de las aguas son «pequeños afloramientos del nivel freático que permanecen en el cauce durante un largo periodo por la presencia de hondonadas y favorecidos por la falta de permeabilidad de los terrenos de la zona».

Investigación abierta

Desde el Ayuntamiento se precisó que «se sigue investigando el posible origen de los olores». También descartó anomalías en las redes de saneamiento y en la depuración, pero a renglón seguido anunció que desde este mes y hasta enero de 2018, el plan de inversiones de saneamiento invertirá más de 290.000 euros en la mejora de la red de la urbanización. Las actuaciones se centrarán en la renovación de las dos principales estaciones de bombeo de los sectores B y D, junto a un colector de unos 700 metros de longitud. «Las futuras anualidades del referido plan plantearán la mejora de las otras dos estaciones de bombeo de los sectores A y C y de otros tramos de colectores generales de saneamiento». La alcaldía también recordó que Esamur, gestora de la depuradora, acaba de iniciar las obras de adecuación en la instalación por valor de 990.000 euros y los trabajos se prolongarán de seis a ocho meses.

Por último, avanzó que la reparación del puente de la rambla se acometerá «cuando las disponibilidades presupuestarias lo permitan».

Fotos

Vídeos