Los policías locales levantan el campamento sin llegar a un acuerdo con la alcaldesa

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOSMazarrón

Los policías locales, que llevan acampados junto a otros funcionarios desde el pasado mes de febrero, levantaron el pasado jueves las tiendas de campaña en la plaza Toneleros sin llegar a un acuerdo con el equipo de gobierno de Mazarrón. Los agentes se concentraron en señal de protesta por la deuda de 150.000 euros que el Ayuntamiento tiene con ellos en concepto de horas extra.

Según fuentes sindicales, «nos hemos ido para que la alcaldesa, Alicia Jiménez, no se sienta presionada, ya que nos echa en cara el daño que le hemos hecho». Puntualizaron que «si no llegamos a un acuerdo pronto y nos reunimos con ella, volveremos a acampar para continuar con nuestra manifestación».

Añadieron que «hemos levantado el campamento para que Jiménez no tenga una excusa a la hora de reunirse con nosotros. Esperamos que se siente a negociar y lleguemos a un acuerdo». «Queremos mostrar nuestra voluntad para que llegue ese reclamado diálogo para negociar y dar una solución a este problema», apuntan en un comunicado.

Durante los últimos meses, los funcionarios municipales también criticaron que el puesto de trabajo de un operario del servicio de Emergencias 112 continúa vacante. Se trata de un cargo que desempeñaba el actual concejal de Servicios, Domingo Hernández, y que el equipo de gobierno aún no ha cubierto. De hecho, la sede de Emergencias ya ha cerrado sus puertas en numerosas ocasiones porque el personal del servicio no está dispuesto a realizar más horas extraordinarias para cubrir esa ausencia.

Fotos

Vídeos