Dos policías locales denuncian a Jiménez por obligarles a trabajar en carnaval

La alcaldesa asegura que «era necesario citar a más efectivos para cubrir las necesidades de esta fiesta y garantizar la seguridad de los vecinos»

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Dos agentes de la Policía Local de Mazarrón han denunciado a la alcaldesa, Alicia Jiménez, a quien acusan de un delito contra los derechos laborales de los trabajadores. En concreto, cargan contra la regidora por dictar un decreto para obligarles a trabajar durante los carnavales cuando ambos se encontraban realizando el turno de noche. «Fuimos a trabajar prácticamente sin dormir para que no nos abriera un expediente, cuando encima no nos pagan las horas extra», lamenta uno de ellos.

El pasado lunes, los policías interpusieron sendas denuncias en el cuartel de la Guardia Civil. Según explicó a 'La Verdad' uno de los agentes, «el jefe accidental de la Policía Local nos entregó en mano una orden de servicio como jornada extraordinaria. Yo presenté unas alegaciones en el Ayuntamiento porque no podía trabajar esas horas, ya que estaba en el turno de noche. Me acogí al acuerdo regulador suscrito entre el Consistorio y los trabajadores, que indica que las horas extraordinarias son voluntarias y rotativas». Añadió que «nadie me contestó a ese escrito, y la alcaldesa dictó un decreto para obligarnos a trabajar».

Los agentes denuncian, además, que llevan más de seis meses sin cobrar las jornadas festivas en las que prestan servicios. «El Consistorio me debe más de 7.000 euros en horas extra y festivas. Por no hablar del año pasado. No me pagaron ni un extraordinario de los que trabajé», explica uno de los policías. Este agente acompañó su denuncia con un parte médico, en el que el facultativo exponía que el denunciante presentaba «un cuadro de ansiedad agravado con crisis de tensión alta».

«El cuadrante lo hizo el jefe»

En declaraciones a 'La Verdad', Jiménez afirma que «la Administración prevalece sobre el acuerdo marco para garantizar la seguridad de los ciudadanos». Y subrayó que «pensamos que era necesario citar a más efectivos para cubrir las necesidades del Carnaval. El jefe accidental de la Policía Local, Cristóbal García, me dijo que era imposible localizar a los agentes que él mismo propuso en un primer momento. Y me pidió que hiciera un decreto para que prestaran servicio, y así lo hice».

La primera edil sostiene que «lo único que pedí es que se cumpliera el servicio. El jefe de la Policía Local se encargó de elaborar el cuadrante y seleccionar a los agentes que iban a trabajar en las fiestas de Carnaval». En relación a que ambos denunciantes trabajaron en el turno de noche esa semana, Jiménez asevera que «entiendo que tenían un turno por medio para descansar porque así me lo dijo Cristóbal García».

Por último, zanja que «cuando los policías justifican que han hecho su jornada laboral completa, se les abona las horas extra que han trabajado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos