Un plagio salpica la elección del director del instituto del Puerto

La Consejería nombra al candidato que copió parte de su proyecto, y luego subsanó; el otro aspirante anuncia que llevará el caso a la Justicia

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

El nombramiento del director del IES Antonio Hellín de Puerto de Mazarrón, Pedro Lorite, podría acabar en los tribunales. La Sterm Intersindical denunció ayer que «la Consejería de Educación considera el plagio como una falta subsanable, pues así ha sucedido en este centro, donde el aspirante seleccionado en el concurso para ocupar la dirección presentó un proyecto que reproducía en una parte sustancial otro ya presentado por una compañera en la convocatoria de 2015 y en un curso de formación del CPR en 2016». Según denuncia la Intersindical, los hechos ocurrieron este verano, cuando la Consejería sacó a concurso la dirección del centro y se presentaron dos candidatos. «Un aspirante a director debe presentar obligatoriamente un proyecto que, según señalan las bases del procedimiento en su anexo III, ha de ser, en todo caso, original».

Los aspirantes fueron Pedro Lorite y José Hernández. «Los proyectos que presentamos tenían que ser originales. El 40% de la nota final correspondía al proyecto presentado, mientras que el 60% era para los méritos académicos», expone Hernández. «Cuando se abrieron los sobres, estudié la propuesta del otro candidato, y me di cuenta de que el trabajo era igual a otro que ya había leído. Llegaba a copiar elementos tan específicos como las características del contexto socioeconómico, los recursos materiales o el análisis de los resultados académicos», añade el candidato.

Hernández denunció el plagio ante la comisión de selección. «Me asesoré legalmente y los abogados me dijeron que la subsanación solo se permite en elementos no sustanciales, no en todo un proyecto. La comisión emitió un informe en el que llegaba a la conclusión de que Lorite había copiado en un 45%». Según relata, «me llevé una enorme sorpresa cuando la comisión, orientada por la Consejería, dio la opción de subsanar aquel plagio. Lorite hizo los cambios, pero el fondo del proyecto era el mismo, e introdujo elementos nuevos. Por eso la Consejería considera que el plagio es subsanable».

Hernández presentó en la Consejería un recurso de alzada. «Si no me dan la razón, iré al Contencioso-Administrativo y todo esto acabará en los tribunales», critica.

Lorite: «Lo solucioné»

Lorite, quien ya está al frente del instituto, asegura que «yo he hecho en todo momento lo que la comisión me ha ofertado y he seguido sus indicaciones, sin saltarme en ningún momento las normas establecidas». Admite, asimismo, que lo que presentó «era plagio, y me dieron la oportunidad de subsanarlo. Lo solucioné. Entiendo que si me dieron un plazo de subsanación es porque la ley lo permite».

La Consejería de Educación mantiene que «el proceso de selección de directores cuenta con todas las garantías», y que «se está valorando el recurso interpuesto».

Fotos

Vídeos