El fiscal investiga el pago de luz y agua de instalaciones privadas con fondos municipales

Ginés Campillo, exalcalde de Mazarrón/ AGM /
Ginés Campillo, exalcalde de Mazarrón/ AGM
Mazarrón

El Ministerio Público apunta a presuntas irregularidades en el abono de 100.177 euros por parte del Consistorio

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

El Ayuntamiento de Mazarrón vuelve a estar bajo la diana judicial. La Fiscalía ha abierto diligencias para investigar el pago con fondos públicos de facturas de suministros valoradas en 100.177 euros. Un informe de Intervención revela que el Consistorio abonó 19.933 euros de luz de una urbanización de Bolnuevo, así como 74.043 euros por suministro eléctrico y 6.200 euros de agua y alcantarillado de una residencia para mayores, gestionada por monjas en el barrio de la Ermita.

En ambos casos se trata de instalaciones privadas y el interventor advertía de que se trataba de «actos nulos de pleno derecho». El citado informe fue remitido desde Intervención al Tribunal de Cuentas y este, viendo la gravedad de su contenido, lo derivó al Ministerio Público. De forma que el citado documento es el que ha dado pie a la apertura de una investigación del fiscal, tal y como refleja una cédula de notificación sobre la apertura de diligencias preliminares.

La cédula del fiscal expone que «dicha pieza se inició en virtud de una comunicación del Ayuntamiento de Mazarrón, basada en un informe de Intervención, en el que se ponía de manifiesto ciertas presuntas irregularidades en el pago por el Consistorio de las tarifas derivadas de algunos contratos de suministro de energía eléctrica».

La Administración mazarronera ha abierto los expedientes correspondientes para reclamar el importe de las facturas abonadas a la residencia de la tercera edad, desde diciembre de 2013 a octubre de 2017, y a la promotora de la urbanización, de abril de 2014 a octubre de 2017. Según ha podido saber este diario, el asilo de las monjas todavía no se ha dado de alta a la red de agua y alcantarillado, de forma que diciembre y enero también se le facturarán a las arcas municipales. El asunto ha despertado gran malestar entre los vecinos, ya que el interventor afirma que en el caso de la residencia privada para la tercera edad, se le han pagado las facturas de los suministros «desde tiempo inmemorial».

En el caso del residencial, 'La Verdad' ha tenido acceso al acuerdo firmado el 26 de marzo de 2014, por el entonces alcalde, Ginés Campillo, con Proturania, por el cual el Ayuntamiento comenzó a asumir el pago de las facturas de cerca de 200 luminarias de la calle Felipe II. El administrador que actuó en representación de la promotora fue Francisco García, en la actualidad concejal de Ciudadanos de Centro Democrático (CCD).

El edil explicó ayer que en el momento de rubricar el contrado no ocupaba cargo público. «Tengo la conciencia muy tranquila, la Fiscalía se detendrá en otros sitios más gordos». De hecho, García indicó que Campillo firmó el contrato asumiendo el suministro eléctrico de la urbanización «porque estaba recepcionada parcialmente y se llegó a un acuerdo con el alcalde». Los inmuebles están dentro del Plan Parcial Elcomar y el concejal recuerda que «se trata de servicios básicos de un suelo urbano consolidado, en el que viven vecinos que están pagando la contribución».

Cs exigirá una auditoría

La edil de Ciudadanos, Agustina Ruiz, valoró ayer «positivamente» la apertura de una investigación por parte de la Fiscalía porque «se trata de pagos indebidos con dinero público». También avanzó que el partido naranja, «en breve», pedirá al equipo de gobierno una auditoría. «Viendo estos dos casos, vamos a solicitar que se revisen todos los puntos de suministro de luz y agua por los que paga el Ayuntamiento».

Ruiz recordó que cuando preguntó al Pleno por la Cuenta General de 2016, en la que se reflejaban los pagos de facturas que están bajo sospecha, «solo pretendía que se abriera un expediente y que se derivaran responsabilidades». Esta tarea ya la ha asumido la Fiscalía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos