El atropello mortal de una vecina desata las quejas por la falta de alumbrado

El Ayuntamiento asegura tener un proyecto para mejorar la iluminación en la zona del Puerto donde la mujer fue arrollada

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

El atropello mortal de una septuagenaria hace una semana en Puerto de Mazarrón ha provocado una oleada de quejas entre los vecinos de la localidad. Estos denuncian la falta de alumbrado público en las principales vías. El suceso, ocurrido en la avenida del Castellar, generó, además, el enfado de muchos viandantes, que exigen al Ayuntamiento que pinte las aceras y mejore las luminarias.

El trágico accidente se produjo frente a los bares de Playa Grande II. Allí hay un paso de cebra, regulado por semáforo, que solo se pone en verde para los peatones cuando estos aprietan un botón. «Los coches que vienen por la noche desde Bolnuevo, en dirección al Puerto, pasan por aquí y hay muy poca visibilidad. Las farolas tienen más de treinta años y no están todas encendidas. La luz es tenue», lamenta Fulgencio Cano, quien tiene su segunda residencia cerca del lugar. «Salgo muchas tardes a andar. Cuando se hace de noche, me vuelvo a casa porque hay poca luz en las calles del Puerto en general», apunta.

Este murciano asegura que estuvo en el tanatorio y que «allí todos los vecinos afirmaban que el conductor no pudo ver a la fallecida por la poca luz. Además, hay dos pasos para peatones, a la altura del Copy-Coy muy peligrosos porque no hay ni una sola farola que alumbre». Añade que «hace unos días estuve a punto de atropellar a un hombre que intentaba cruzar la calle. No lo vi y, cuando pasé, el tipo empezó a chillarme».

«Las farolas tienen más de treinta años y no están todas encendidas», lamenta un residente

Fina Gutiérrez es otra vecina, de mediana edad, que lamenta esta situación. «Salgo todos los días a andar. Voy en dirección a Bolnuevo y cuando regreso, las farolas están apagadas a la altura de la rambla. Da miedo pasar por allí y, además, es un peligro innecesario. No podré entender jamás por qué no solucionan ese problema», denuncia. «Seguro que ahora el Ayuntamiento se pone las pilas y enciende farolas. Pero, claro, ha tenido que ocurrir una desgracia», lamenta indignado.

Una mano de pintura

Algunos de los pasos de cebra de la zona también necesitan una buena mano de pintura. Los residentes de Playa Grande y Bolnuevo no se explican por qué no están bien señalizados. «Muchas veces voy en el coche, veo a alguien cruzar y después me doy cuenta de que lo está haciendo por un paso de peatones, pero de noche no se ve porque están muy desgastados», apostilla Diego Ramírez, «No hay derecho a que solo haya vida en este pueblo durante los meses de verano. Cuando llega septiembre, los servicios son mínimos», añade.

Un portavoz de alcaldía reconoce que «hay zonas que están sin iluminar, sobre todo, desde el Copy-Coy hasta la rambla». Explica, asimismo, que «tenemos ya un proyecto redactado para colocar nueva iluminación, que iría en todo ese tramo. Además, engloba el arreglo de las aceras para que los peatones puedan caminar tranquilamente por la zona».

Este portavoz municipal añade que dicho proyecto estará terminado a finales de mes. «Será entonces cuando se saque a licitación». Sin embargo, el portavoz sostiene que «la zona en la que se produjo el accidente sí está bien iluminada».

En cuanto a la situación de los pasos de cebra, desde alcaldía explican que «también se va a poner en marcha otro proyecto de señalización horizontal, que engloba pintar de nuevo todos los pasos para peatones del municipio».

Fotos

Vídeos