La Verdad

El fiscal pide seis años y medio a los dueños del hotel Playa Grande por ruidos

  • Cuatro vecinos formularon 45 denuncias por el volumen de la música, que les causó estrés y depresión, según el Ministerio Público

Entre los años 2003 y 2012 llegaron a presentarse «al menos» 45 denuncias por el exceso de ruidos en el hotel Playa Grande. Es lo que recoge el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal en el que pide seis años y seis meses de prisión y una multa de 9.000 euros para cada uno de los tres propietarios del conocido establecimiento, ubicado en el Puerto de Mazarrón. Todos ellos van a ser juzgados en la Audiencia Provincial por la contaminación acústica que al parecer produjeron durante años y que afectaron presuntamente a la salud de cuatro vecinos de la zona.

Los acusados son Juan José M.M., Josefa M.M. y Natividad M.M., responsables de la empresa Mesyme, constituida en 1983 y que también figura como imputada en este caso. Las conclusiones de la Fiscalía señalan que no solo se registraron numerosas llamadas a la Policía Local, sino que además el caso se puso en conocimiento del Defensor del Pueblo.

El escrito refleja que los policías locales comprobaron en distintas ocasiones el exceso de ruido que salía del establecimiento y expone las actuaciones promovidas por el Ayuntamiento para tratar de impedir la contaminación acústica. La acusación estatal señala que como consecuencia de los supuestos episodios, cuatro vecinos sufren trastorno de estrés postraumático, síndrome ansioso depresivo o ansiedad.

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un supuesto delito de contaminación acústica y de cuatro delitos de lesiones por menoscabo físico y psíquico, por lo que pide para cada uno de los tres acusados seis años y seis meses de cárcel y el pago de una multa de 9.000 euros, así como que queden inhabilitados para el ejercicio de la profesión o actividad de poner música durante cuatro años y medio.

Para la empresa Mesyme reclama por el delito contra el medio ambiente la pena de multa de cuatro años, con una cuota diaria de 200 euros, «y prohibición con carácter definitivo de poner música o cualquier emisión de sonidos en cualquier tipo de actividad o celebración que organice». El Ministerio Fiscal también incluye la responsabilidad civil en su escrito de conclusiones y estima que los cuatro acusados deben enfrentarse al pago de indemnizaciones que suman 48.000 euros para los cuatro vecinos perjudicados.

Vista de conformidad

El tribunal de la Audiencia Provincial de Murcia ha convocado a los denunciados para el próximo viernes por si reconocen los hechos, con el objetivo de facilitar que entre las partes, la acusación y las defensas, se alcance un acuerdo de conformidad. Tal extremo supondría una reducción de penas y evitaría la celebración de la vista oral.

Temas