La masa de aire polar se retira tras dejar el primer manto de nieve en pedanías del Noroeste

Una persona camina por un paraje nevado de las pedanías altas del Noroeste./JAVI CARRIÓN / AGM
Una persona camina por un paraje nevado de las pedanías altas del Noroeste. / JAVI CARRIÓN / AGM

El tiempo se mantendrá estable hasta el jueves próximo, al menos, en que entrará un nuevo frente por el noroeste

LA VERDADMORATALLA

La masa de aire ártido que en los últimos días ha recorrido la península de norte a sur se retira para dejar paso a un anticiclón, después de haber cubierto amplias zonas de los términos de Moratalla y Caravaca de la Cruz con un manto de nieve. Ayer fueron ya muchos los murcianos que, por vez primera en este invierno, pudieron corretear por campos cubiertos de copos blancos, lanzarse bolas heladas y levantar los tradicionales muñecos, pues eran muchas las hondonadas en las que la nevada había dejado varios centímetros de espesor de nieve.

La amenaza de nevadas ha quedado ya disipada para las próximas jornadas y las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) contemplan que a lo largo del día de hoy se imponga el tiempo anticiclónico sobre la Península, estable y frío. Ninguna provincia española estará ya bajo aviso por nieve, aunque sí por bajas temperaturas, que en algunos puntos de la meseta y zonas altas podrían ser inferiores a -5 e incluso -10 grados centígrados.

En la Región, el frío más intenso se espera en la próxima madrugada en las pedanías altas de Lorca, con hasta -2º centígrados, pero en el resto de las comarcas murcianas no es previsible que las temperaturas desciendan por debajo de 0º.

El cielo despejado favorecerá un aumento de las temperaturas máximas, por encima de los 15 grados en todo el levante español y por encima de 10º en amplias zonas de Galicia, Cantabria, País Vasco, Cataluña, Extremadura y Andalucía.

Este tiempo se mantendrá estable hasta el jueves, en que se prevé la entrada de un frente por el noroeste peninsular que favorecerá una atmósfera inestable en la Península y Baleares.

El viernes o el sábado, ese flujo giraría al norte y daría paso a una nueva masa de aire frío que dejará precipitaciones en el norte peninsular y en Baleares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos