Los magistrados prevén que la huelga del 22-M obligará a suspender cientos de vistas

Jueces y fiscales protestando ayer ante la Ciudad de la Justicia de Murcia./Nacho García / AGM
Jueces y fiscales protestando ayer ante la Ciudad de la Justicia de Murcia. / Nacho García / AGM

Los servicios mínimos solo cubrirán la actividad de los órganos de guardia y de los juicios rápidos que afecten a presos

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Los magistrados y fiscales de la Región están llamados a sumarse el próximo martes (22-M) a una huelga para defender su independencia y reclamar unos medios suficientes que les permitan impartir justicia en las debidas condiciones. Una jornada de paro que, advirtieron ayer las asociaciones de jueces y fiscales, se dejará notar con fuerza en los tribunales de la Región. El juez decano del partido judicial de Murcia, Lorenzo Hernando, avanzó ayer que en torno a 200 vistas podrían verse suspendidas en este área. «Que la gente lo sepa porque no se va a avisar previamente, como es obvio, pero el martes seguramente el juicio no se va a celebrar», incidió.

Hernando lanzó este aviso a navegantes durante la enésima concentración que -como cada jueves- jueces y fiscales hicieron ayer a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Murcia -y de otras sedes judiciales de la Región-. En sus pancartas, estos profesionales clamaron por «cargas de trabajo saludables» y abogaron por la dimisión del ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Los servicios mínimos de esta jornada de huelga, para la que esperan una alta participación, cubrirán únicamente la actividad de los juzgados de guardia y aquellas vistas rápidas que afecten a presos, según explicó el magistrado Andrés Carrillo de las Heras, miembro de la asociación Francisco de Vitoria. «Esos juicios los intentaremos señalar a la mayor brevedad», aseguró. «Yo voy a suspender los míos porque voy a hacer huelga, pero los señalaré para el mismo viernes».

Carrillo: «La Fiscalía desea más autonomía y poder ejercer sus atribuciones sin que les lleguen las órdenes que les llegan»

El magistrado Carrillo hizo hincapié en que los participantes en estas protestas «aspiramos fundamentalmente a una efectiva independencia del poder judicial, a que los jueces podamos elegir los doce vocales que componen el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y que no estemos en manos de un consejo gobernado exclusivamente por los partidos políticos». Carrillo insistió en la necesidad de que «el resultado de las elecciones no sea el resultado de quién ocupa el gobierno de los jueces dado que somos un poder». Recalcó, además, que «la Fiscalía desea más autonomía y poder ejercer sus atribuciones sin que les lleguen las órdenes que les llegan y de la forma que les llegan».

Este miembro de una de las asociaciones convocantes hizo énfasis, además, en la baja ratio de jueces por habitantes de la que adolece la Región y que la sitúa a la cola de Europa. «Trabajamos mañana, tarde y noche para que el pleito, en lugar de un año y medio, se retrase nueve meses, pero a costa de coger depresión y de nuestra salud», insistió. «El CGPJ nos está explotando con unos módulos aprobados en los que se nos miden las sentencias como si fuesen churros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos