La magistrada de 'Púnica' cree acabada la investigación contra Barreiro y se dispone a resolver

Pilar Barreiro. /LV
Pilar Barreiro. / LV

Los documentos enviados por el Ayuntamiento de Cartagena indican que el entonces jefe de gabinete de la alcaldesa firmaba las facturas de publicidad

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

La causa abierta por el Tribunal Supremo contra la exalcaldesa de Cartagena y hoy senadora por el PP, Pilar Barreiro, con motivo de la denominada 'Operación Púnica', está muy próxima a conocer su desenlace: el archivo de las diligencias o un auto de procedimiento abreviado que conduciría a la política popular hacia el banquillo. La magistrada a quien ha correspondido la instrucción de esta causa, Ana María Ferrer, acaba de notificar a las distintas partes del procedimiento que ya se ha recibido la documentación requerida del Ayuntamiento de Cartagena y viene a decir que con ello, por su parte, la investigación está concluida y lista para adoptar una decisión al respecto. Pero antes de ello emplaza a las partes para que, en el plazo máximo de ocho días, informen en favor de dar por finalizadas las gestiones o, en caso contrario, de proponer la práctica de alguna nueva prueba.

Si la defensa, el fiscal o la acusación particular no ven necesario realizar más diligencias, la magistrada tendrá vía libre para dictar una resolución, aunque previamente también podría pedir un informe a las partes sobre si procede el archivo o la confirmación de los cargos que se atribuían a Pilar Barreiro y la ulterior apertura de juicio.

La juez Ferrer había reclamado del Consistorio cartagenero que informara de si quien fue jefe de gabinete de la alcaldesa, Francisco Ferreño, había firmado en los años 2012, 2013 y 2014 alguna factura sobre publicidad institucional. Con esa petición pretendía conocer si este hombre de confianza de Ferreño intervenía habitualmente en contrataciones de ese tipo o, al contrario, si solo lo había hecho en 2013 respecto de las empresas Madiva y Eico On Line, vinculadas a la 'trama Púnica' y que presuntamente ofrecieron a Barreiro sus servicios de lavado de reputación en internet.

La juez da ocho días a las partes del proceso para que señalen si hay que practicar otras pruebas

En favor de la imputada

La prueba ha resultado bastante favorable para los intereses de la exalcaldesa imputada, ya que el Ayuntamiento ha confirmado que «la intervención de Francisco Ferreño era habitual en aquellos años en todos los expedientes de publicidad gestionados por la Alcaldía, figurando su firma en las facturas junto con la de la alcaldesa y el técnico municipal correspondiente». Igualmente reseña que solía intervenir en los expedientes de publicidad de otras concejalías, entre ellas la de Turismo, que es a la que en apariencia se cargó el coste de los trabajos acometidos por las empresas Eico y Madiva que están bajo sospecha.

El Consistorio ha remitido al Tribunal Supremo un largo listado de facturas (por encima de las 200) firmadas por Ferreño entre los años 2012 y 2014.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos