Maestros sin habilitar podrán dar clases bilingües en Infantil si no hay acreditados

Una niña estudia inglés en un colegio de Murcia. /Guillermo Carrión / AGM
Una niña estudia inglés en un colegio de Murcia. / Guillermo Carrión / AGM

Educación se reserva esa opción, que no ha llevado a la práctica, hasta el curso 2020, cuando todos tendrán que ostentar el título

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

Maestros sin la acreditación de idiomas correspondiente (B2) para impartir enseñanza bilingüe en Infantil podrán dar las clases de esa enseñanza de forma excepcional, hasta que el colegio en cuestión disponga del personal habilitado. Para compensar la carencia, los grupos tendrán el apoyo en el aula de especialistas en Inglés e Infantil.

En su afán por conseguir que todos los centros educativos murcianos sean bilingües en el curso 2020, la Consejería de Educación permitirá que, solo hasta ese curso 2020-2021, las clases bilingües sean impartidas por docentes sin la habilitación requerida por la orden que regula el sistema en los niveles no obligatorios de enseñanza de Infantil y Bachillerato. La disposición transitoria a esa orden no se ha aplicado hasta la fecha, pero la Administración se reserva la opción para el caso de que un colegio tenga que implantar la modalidad de enseñanza bilingüe y no disponga en sus plantillas de docentes acreditados.

B2
Los docentes que imparten clases bilingües en Infantil, Primaria y Secundaria deben estar en posesión de la acreditación lingüística del nivel B2
En Infantil, de forma transitoria hasta 2020-2021 podrán dar las clases, según la transitoria, maestros sin el B2 de Inglés e Infantil.
C1
En Bachillerato, los profesores deberán estar en posesión del C1
Hasta 2020-2021 se permitirá impartirlo con el B2 al profesorado que ya estaba en los centros.

La disposición transitoria, aprobada en junio de 2016, permite además que las clases bilingües las impartan en Bachillerato profesores que acrediten el nivel B2 de idioma, en lugar del C1, más alto, que es el que se establece en la norma. En ese nivel, la disposición -en vigor hasta el curso 2020-2021- establece que en los centros que tengan autorizado el sistema de enseñanza bilingüe con anterioridad, los profesores con una acreditación de nivel B2 puedan impartir clases bilingües, aunque la misma orden que regula el sistema de enseñanza de lenguas extranjeras en la Región marca que los docentes de Bachiller tendrán que «estar en posesión de una acreditación lingüística de al menos un nivel C1 (superior al B2) del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas».

Los grupos afectados tendrán el apoyo de docentes de Infantil y especialistas en Inglés

En el caso de la segunda etapa de Infantil (de 3 a 6 años), se ha previsto que «en el caso de que circunstancialmente no hubiese suficiente profesorado, los especialistas de Inglés de Primaria, apoyados por maestros de Infantil en las tareas docentes, pueden impartir clase al alumnado en tanto en cuanto hay suficiente docentes». En la etapa de Infantil, los maestros que dan clases bilingües deben tener acreditado el B2, según los niveles que establece el marco europeo de referencia para lenguas extranjeras.

En los dos casos, la Consejería de Educación insistió en que solo se aplicará la disposición de forma temporal, y se dotará a los centros con profesorado extra para hacer frente a la carencia. «Los escolares estarán incluso mejor atendidos, con dos maestros en el aula, uno especialista en Inglés y otro en Infantil», insistió ayer la directora general de Atención a la Diversidad y Calidad Educativa, Esperanza Moreno, quien añadió que otras comunidades han optado por la misma salida de forma coyuntural.

La disposición transitoria a la orden que regula el programa de enseñanza bilingüe en la Región estará en vigor hasta el curso 2020-2021, y hasta la fecha, tampoco este curso en marcha, ha llegado a aplicarse. Precisamente ese año es el marcado por la Administración en el calendario para que todos los centros de la Región sean bilingües. Para ello, es necesario contar con el profesorado habilitado, es decir, con el título de idioma que requiere la orden. En previsión de que en algún colegio o instituto no sea posible, Educación ha contemplado la opción de relajar la exigencia de acreditación en Bachillerato e Infantil. «La Consejería de Educación viene realizando un gran esfuerzo tanto económico como formativo para incorporar el máximo de profesionales posibles al sistema bilingüe, especialmente desde que se implementó la estrategia +Idiomas en 2014 y se asumió el compromiso por parte del Gobierno regional para incorporar todos los centros al sistema bilingüe para el curso 2019-2020».

Entre tanto, la Administración ha puesto en marcha en los últimos años medidas de refuerzo para promover la acreditación lingüística de sus profesores. Entre otras acciones, reserva un 15% de las plazas de las escuelas de idiomas para que el profesorado pueda cursar el B2 y el C1 y desarrolla un plan anual de estancias en el extranjero para los docentes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos