Una lupa para testar la ética de los consistorios

El director de la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad de Murcia, Longinos Marín; el coordinador de Cátedras de la UMU, Francisco García, y la directora general de Economía Social, Nuria Fuentes, ayer, en la Facultad de Economía./Javier Carrión / AGM
El director de la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad de Murcia, Longinos Marín; el coordinador de Cátedras de la UMU, Francisco García, y la directora general de Economía Social, Nuria Fuentes, ayer, en la Facultad de Economía. / Javier Carrión / AGM

La Universidad de Murcia desarrolla un estudio pionero sobre la responsabilidad social de los ayuntamientos de la Región

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Los 'conejillos de indias' tienen nombre: los consistorios de Murcia, Cartagena, Lorca y Molina de Segura. Estas cuatro administraciones locales han conformado la primera fase del análisis del nivel de responsabilidad social corporativa (RSC) de los ayuntamientos elaborado por la Cátedra RSC de la Universidad de Murcia (UMU). Su director, Longinos Marín, subrayó ayer que «somos pioneros a nivel nacional; es la primera vez que empezamos a medir si la administración pública es responsable». De hecho, otras comunidades, como Valencia, ya han mostrado su interés a la UMU por el estudio que contempla tres fases. En febrero, se iniciará la segunda, con el análisis de otros 25 consistorios, y en la tercera oleada se estudiarán los 45 que hay en la Región.

En todos los casos se seguirá el mismo método. «Hemos empleado indicadores nacionales e internacionales para diseñar los 134 ítems que se analizan en cuatro bloques temáticos», resumió. El primero, enfoque ético y RSC; el segundo, información económico-financiera; el tercero, aspectos sociales y de contratación, y el cuarto, medio ambiente y sostenibilidad. El Consistorio de Molina de Segura, con una nota media de 7,3 sobre 10, es el que presenta mayor equilibrio entre los cuatro bloques; le sigue Murcia (7); Cartagena (6,9) y Lorca (6,5). Todos aprueban, pero todavía no cuentan con una memoria de responsabilidad social corporativa.

Lola Abellán, abogada y miembro del equipo investigador, resaltó que ninguno de los consistorios fue avisado previamente de que iba a ser analizado. «Los resultados muestran una fotografía acorde a la realidad». En términos generales, según el documento, los consistorios evaluados obtienen «en el apartado relativo a aspectos sociales y de contratación la nota más baja (Murcia, 5,9; Cartagena, 6,5; Molina, 7,5, y Lorca, 4,6)». Los mejores resultados del análisis son los del bloque dos. «La evaluación de los aspectos relativos a la información financiera es muy satisfactoria». Abellán añadió que del chequeo de las páginas web de los ayuntamientos se concluye que «la información está muy diseminada, hay que bucear mucho y los datos no están bien elaborados. Tienen que ordenar y presentar de forma clara y accesible la información».

La presentación de los resultados de la primera fase del análisis despertó interés entre los alcaldes, entre otros, acudieron los de Mula, Juan Jesús Moreno, y Lorquí, Joaquín Hernández. Este último, presidente de la Federación de Municipios, dijo que el estudio «es una oportunidad para mejorar los ayuntamientos».

Palanca impulsora

El también investigador Carlos Cueto recordó que la responsabilidad social corporativa no es solo una cuestión de las empresas porque las «administraciones públicas compiten por un electorado y una legitimidad social». Cueto zanjó que «es una estrategia y una palanca impulsora de mejoras en la Administración local, que además facilita la gestión».

Los 4 ayuntamientos

Murcia
. El Consistorio de Murcia tiene fortalezas en los bloques de información económica y medio ambiente (8,1); mientras que presenta debilidades en enfoque ético (6) y aspectos sociales y de contratación (5,9). Puede mejorar la gestión del personal y la relación con proveedores.
Cartagena
. El Consistorio de Cartagena tiene la mejor nota de todo el estudio en información financiera (8,9), pero en medio ambiente destaca un desequilibrio reseñable (4,7). Puede mejorar en información sobre políticas medioambientales y acciones de turismo sostenible.
Lorca
. El Ayuntamiento de Lorca sigue la tendencia general positiva en la información financiera (8,1), pero tiene aspectos mejorables en el aspecto estratégico y debe prestar atención a debilidades en los indicadores de contratación y en el fomento de la responsabilidad social.
Molina de Segura
. El Ayuntamiento de Molina es muy equilibrado en cada uno de los bloques temáticos, por lo que tiene un enfoque de responsabilidad social corporativa. No obstante, debe mejorar el bloque I, que incluye la integración de grupos de interés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos