El vertedero estará listo en 2019 para almacenar residuos de 12 municipios

El alcalde y el concejal delegado de Limusa contemplan el proyecto del nuevo vaso, mientras al fondo se ejecutan las obras./PACO ALONSO / AGM
El alcalde y el concejal delegado de Limusa contemplan el proyecto del nuevo vaso, mientras al fondo se ejecutan las obras. / PACO ALONSO / AGM

La construcción del tercer vaso, que tendrá una vida útil de 40 años, supondrá una inversión de 2,2 millones de euros

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

En el centro de gestión de residuos de Barranco Hondo ya se construye un tercer vaso que recibirá las basuras de una docena de municipios. El proyecto supondrá una inversión pública de 2,2 millones de euros. La intención es que el nuevo vaso, que tendrá una vida útil de cuarenta años, empiece a almacenar desechos a comienzos de 2019.

«Se trata de la inversión más ambiciosa que se haya llevado a cabo en la ciudad en materia de recuperación y tratamiento de residuos en toda su historia», declaró el alcalde, Fulgencio Gil Jódar, que ayer supervisó las obras acompañado del concejal delegado de Limusa, Juan Francisco Martínez Carrasco. El nuevo recipiente es el más grande de los que se han construido hasta el momento: cuatro veces mayor que los dos anteriores.

El nuevo vaso se dividirá en tres subceldas, por lo que su llenado se hará por partes, lo que evitará la generación de mayor cantidad de líquidos resultantes de los residuos. Conforme se vayan saturando los distintos espacios del nuevo vaso, se irán sellando. Para ello, está previsto un tratamiento que minimizará el impacto visual. Serán cubiertos con un tapiz vegetal y se plantarán unos 7.000 ejemplares de ciprés en todo el perímetro del vaso. Su riego se ejecutará con agua de lluvia que será embalsadas en las instalaciones, según explicó Juan Francisco Martínez Carrasco. Ese agua se embalsará en un recipiente que ya se ha construido.

También se ha previsto las canalizaciones y conducciones necesarias para regar toda la vegetación actual y la que se pretende instalar en los próximos meses. Pero el proyecto incluye también el sellado del vaso número dos y distintas ejecuciones que llevarán el presupuesto hasta superar una inversión de 4,3 millones de euros. Se construirán nuevos accesos y cunetas, una balsa para la recogida de pluviales, se renovará el alumbrado de todo el centro y la construcción de un edificio destinado a administración y un aula de educación ambiental y formación.

Dos millones de toneladas

El nuevo vaso tendrá capacidad para dos millones de toneladas de basura, frente a las 562.000 actuales, según las previsiones de los promotores del proyecto.

El edil delegado de Limusa destacó las altas medidas de seguridad ambiental. «Además de su impermeabilización, se contempla la instalación de elementos para la extracción y gestión de lixiviados, así como la recogida y canalización de las pluviales de escorrentía, que se suman al sellado de la celda actualmente en explotación. La obra está asegurada por veinticinco años», concluyó Juan Francisco Martínez.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos