Vecinos de San Pedro exigen al Ayuntamiento que les devuelva su local social

Los vecinos durante la rueda de prensa que ofrecieron ayer en la calle a las puertas del que era centro social de San Pedro./Paco Alonso / AGM
Los vecinos durante la rueda de prensa que ofrecieron ayer en la calle a las puertas del que era centro social de San Pedro. / Paco Alonso / AGM

El alcalde asegura, tajante, que «el albergue va a ir ahí» y estalla contra la oposición, tachando su actitud de «cínica e hipócrita»

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

En la calle, a las puertas del que era hasta hace bien poco el local social del barrio, se dieron cita ayer mañana un numeroso grupo de vecinos de San Pedro para reclamar al Ayuntamiento la devolución de las instalaciones. En ellas, según contaron, hasta hace tres semanas las mujeres recibían clases de corte y confección y los niños, apoyo escolar. «El Consistorio ha decidido de manera unilateral, sin contar con los vecinos, quitarnos nuestro único espacio de participación vecinal», afirmó el presidente de la Asociación de Vecinos de San Pedro, Miguel Ángel Amores.

Desde entonces, contó Juana María Sánchez, secretaria de la organización vecinal, se han sucedido los escritos dirigidos al Ayuntamiento, acompañados por cientos de firmas, en las que reclaman razones. «Lo único que pedimos es que nos reciban y que nos den una explicación», argumentó. La salida de las dependencias se produjo, según contaron, porque el Consistorio dijo que se iban a llevar a cabo obras de remodelación en el centro, que presentaba goteras. Sin embargo, poco después supieron -señalaron- que estaba siendo habilitado como nuevo albergue municipal de transeúntes.

Los dirigentes de la asociación de vecinos aclararon que «no estamos en contra de que se instale en el barrio el albergue de transeúntes. Todo lo contrario, porque hemos aportado otros locales que están vacíos y que pueden acoger esas dependencias. Aquí no hay problemas de convivencia», añadió la vocal de la asociación Isabel María Ruiz.

De balcones y ventanas cuelgan pancartas pidiendo la devolución del local social y crespones negros cubren todas las casas. El alcalde, Fulgencio Gil Jódar, afirmó ayer tajante que «el albergue de transeúntes va a ir ahí», a la vez que recordó el intenso trabajo que Cáritas ha realizado a lo largo de los años en esa zona.

El máximo mandatario de la ciudad estalló contra la oposición que acudió a la rueda de prensa convocada por los vecinos. Tachó a la oposición de «cínica e hipócrita», a la vez que les recriminó por «obstaculizar, manipular a la opinión pública y mentir en ruedas de prensa», mientras que les advertía: «Que se preparen».

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos